postre fácil para cena romántica
Compartir en las redes:

¿Qué tal si te enseño a preparar un postre fácil para cena romántica? 

San Valentín lo tenemos a la vuelta de la esquina. ¿Ya sabes cómo lo vas a celebrar? 

No soy de celebraciones en San Valentín (sí, soy escritora de romance un poco Grinch ji ji ji), las odio, de hecho, porque todo es muy rosa, muy cursi y pareciera que fuese fin de mundo porque todo se llena de parejitas amorosas celebrando.

Este año de seguro lo último será diferente por lo que pienso que si vas a celebrarlo en casa, con una cena o desayuno —porque este año nos cae en domingo— podrías preparar un postre fácil para cena romántica —o desayuno— en San Valentín.

No seré de romance cursi en la vida real, pero sí soy una glotona por naturaleza y cuando se trata de azúcar, no tengo remedio… ni fin… no sé cuándo parar.

Es un problema, lo sé; pero no vamos a hablar del fitness y la salud en los preparativos previos a San Valentín ¿Verdad? Porque, mira, eso es solo una noche, ya al día siguiente irás a quemar calorías al gym.

Bueno, también podrías quemarlas de otras formas que no voy a mencionar aquí porque no es el lugar apropiado, pero tú sabes a lo que me refiero… ¿verdad? 😏

Hablemos del postre fácil para cena romántica en San Valentín

En diciembre, les conté a los que están suscritos a mi Newsletter, que mi esposo y yo mantenemos una «tradición» de preparar algo diferente para comer cada 24 y 31 de diciembre. Proponemos ideas internacionales y luego él las ejecuta porque yo miro a los lados y me lavo las manos divinamente para no tener que atarme a algo que no me gusta: cocinar.

Pero, como te dije más arriba, preparar postres siempre es agradable para mí y por ello es que me encargo del postre que comeremos cada uno de esos días.

Más cuando son postres fáciles y que van bien en una cena romántica, navideña, de desayuno, de almuerzo o merienda.

Hace unos años, en 2017, escribí una novela romántica en la que el protagonista prepara un delicioso Apple Crumble o Crujiente de Manzana que derrite paladares y también el corazón de la protagonista.

Desde entonces, siempre he tenido ganas de preparar uno y nunca lo había hecho porque mi marido no es muy fan de los postres con manzanas por lo que, preparar un Apple Crumble para zamparme yo sola, no era muy buena idea.

Pero en diciembre, me dije que era hora de variar el clásico y delicioso brownie que me enseñó a hacer mi amiga Helena; o las galletas de chispas de chocolate que son una locura para nosotros.

¡Ah! o la torta de queso que te obliga a comer un poco de ella cada vez que abres la nevera.

Te lo prometo. Te obliga 🤤😝

Los tiempos cambian y los postres también tienen que hacerlo

y como en diciembre se vale engordar,

decidí hacer el Apple Crumble de Emerick (el prota de mi novela)

que, a todas estas, no tiene receta.

Exacto, no tengo ni la más mínima idea de si su receta califica como un postre fácil para una cena romántica o no porque Emerick nunca habla de su receta.

Por lo que tuve que valerme de Pinterest, —los dioses bendigan a esa red social que no hace más que maravillarnos con todo lo que tiene, este es mi perfil ahí si quieres ver lo que me inspira— y sin mucha complicación, encontré una foto de un Apple Crumble que me hizo salivar.

Literalmente.

La receta original está en el Blog OMG Chocolate Desserts pero está en inglés, por lo que voy a traducirla y espero te animes a prepararla porque, sin duda, es un postre fácil para cena romántica y perfecto para celebrar San Valentín.

Tiempo de preparación: 20 min

Tiempo de cocción 40 min

Porciones: 12

 

Ingredientes:

 

Para el crumble o crujiente:

  • 1 + 1/2 tazas de harina
  • 1/2 taza de azúcar morena
  • 1/4 taza de azúcar blanca
  • 1/2 Teaspoon (TS) cucharadita de sal (Suelo usar las cucharas para repostería)
  • 1 Teaspoon (TS) cucharadita canela en polvo
  • 1/4 Teaspoon (TS) Nuez Moscada
  • 1/2 taza de mantequilla derretida
  • 1/2 Teaspoon (TS) cucharadita de Vainilla
  • 2 manzanas peladas y troceadas en cubos. Yo use una Pink Lady y una verde, grandes. Me gusta que tenga mucha manzana. Puedes adaptarlo a tu gusto.

 

Para el bizcocho:

  • 4 Tablespoons (TBLS) cucharadas de mantequilla
  • 1/2 taza de azúcar blanca
  • 1 huevo grande (L)
  • 1 Teaspoon (TS) cucharadita de Vainilla
  • 1/2 taza de sour cream crema o nata agría (Yo no tenía y la preparé en casa así: 200 ml Nata líquida (Crema de leche) para cocinar + 1 limón. También puedes usar Nata para montar. Mientras más porcentaje de grasa tenga, más espesa quedará la crema. La mía tenía menos de 35% es poco, muy poco pero igual salió bien. Colocas la nata en un recipiente, añades el zumo de limón y mezclar con una cuchara o unas varillas. Puedes taparlo y dejarlo reposar media hora en un lugar templado. Cuando haya espesado, le añades una pizca de sal y mezclas con suavidad. Yo no esperé tanto tiempo, batí con las varillas y espesó bastante rápido.)
  • 1 taza de harina
  • 1/4 Teaspoon (TS) cucharadita bicarbonato de sodio
  • 1/4 Teaspoon (TS) cucharadita de sal
  • 1/2 Teaspoon (TS) cucharadita de polvo de hornear

 

Glaseado con Sidra de Manzana:

(Esto es totalmente opcional. Yo no lo hice y quedó buenísima sin este glaseado)

  • 1/2 taza de azúcar glass
  • 1 + 1/2 – 2 Tablespoons (TBLS) Sidra de manzana

 

Instrucciones:

  1. Precalienta el horno a 350°F o 180°C
  2. Engrasa un molde de tu preferencia de aproximadamente 8 pulgadas o 20 cm (Puede ser más o menos, ten en cuenta que si el molde es más grande, saldrá menos alto; si es más pequeño, el postre te quedará alto. Yo lo hice en uno en el que no me quedó muy alto y no lo engrasé, preferí usar papel encerado-vegetal. Ya esto depende de ti y de lo que prefieras usar)

 

Para hacer el crumble o crujiente:

  1. En un bol mezcla todos los ingredientes secos.
  2. Después, añade la mantequilla derretida y mezcla con paciencia y cuidado hasta que todos los ingredientes se unan. Esto tiene que verse húmedo todo. Es posible que tengas bolas formadas unas más pequeñas que otras, está bien así.
  3. Reserva esto y sigue con el bizcocho.

 

Preparación del bizcocho:

  1. En un bol cremar la mantequilla y el azúcar hasta que la mezcla sea suave, cremosa y de color blanquecina.
  2. Agrega el huevo y sigue batiendo bien.
  3. Finalmente agrega la vainilla y la crema agría y bate de nuevo.
  4. En otro bol mezcla: la taza de harina, con el bicarbonato de sodio, sal y polvo de hornear, y agregar luego con movimientos envolventes a la mezcla de la mantequilla hasta que veas que está todo bien incorporado.

 

Pela y corta las manzanas en cubos pequeños.

 

  • Toma el molde en el que vas a hornear el postre y coloca una capa delgada de la mezcla del bizcocho. Yo coloqué la mitad y la esparcí por el molde con cuidado.
  • Sobre esta mezcla, esparces los cubos de manzana. Todos.
  • Encima de los cubos de manzana esparce una taza de la mezcla del crujiente. Esparcido por todo el molde.
  • Repite: Otra capa con la mezcla del bizcocho restante. No tiene que quedar parejo, solo viértelo encima del crujiente y los cubos de manzana.
  • Y para finalizar, esparce el restante del crujiente.

 

  1. Hornea entre 35-40 minutos o hasta que insertes un palito y este salga limpio. Yo esperé ese tiempo y luego hice la prueba del palito.

Si vas a preparar el Glaseado solo tienes que mezclar con un batidor de leche manual (whisk) el azúcar glass y la sidra de manzana.

Cuando esté listo, lo colocas encima de la torta, preferiblemente desmoldada. Yo no la desmoldé, la dejé en el refractario en la que la hornee y estaba deliciosa.

Espero te animes a hacerla y que te guste.

Quizá te vas más un desayuno fácil para San Valentín.

Como comenté más arriba, este año, el día más romántico cae en domingo, por lo que tal vez el postre fácil para cena romántica cambiará a «almuerzo romántico». O tal vez, empezarás la celebración el sábado 13 con una cena romántica y deliciosa que te invite a quemar calorías después en la cama (¡Tu entiendes! Ji ji ji) y empezar el día del amor con un desayuno dulce y divino.

Que también puede considerarse un postre fácil para desayuno romántico.

Yo no sabía hacer panquecas (Hotcakes, Pancakes, Torititas dulces). Nunca me quedaban suaves y esponjocitas.

NUNCA.

Hasta que descubrí la receta de Anna’s Pastelería y mi vida cambió.

En realidad, mi vida cambió desde que la descubrí a ella y TODAS sus recetas que no fallan. En serio que NO fallan.

Son del más allá.

Con ella aprendí a preparar un tiramisú para morirse (fue nuestro postre del 31 de diciembre y dejo fotos de la elaboración como constancia con mis ayudantes de cocina especiales 🥰 )

postres fáciles para cena romántica
postres fáciles para cena romántica

También, aprendí por qué mis galletas de chispas de chocolate nunca quedaban chewy (gomosas, chiclosas como deben quedar las galletas de chispas) capaz que tú te sabes el secreto, si no, pues es el momento de descubrirlo en este vídeo.

Y, finalmente, aprendí a hacer las mejores panquecas del mundo mundial con esta receta.

Receta de pancakes de Anna’s Pasteleria

Te prometo que te vas a lucir con ellas si eliges tener un desayuno especial para San Valentín.

¿Qué te pareció este post sobre postres fáciles para cena romántica —o desayuno— en San Valentín?

¿Cómo vas a celebrar? ¿Te animarías a preparar algo de esto?

Si lo haces o si quieres compartir cualquier otra receta en «Plan romántico» para ese día especial, te invito a hacerlo en los comentarios.

Te leo abajo.

¡Hasta el próximo Plan Romántico!

Este postre es delicioso y de fácil preparación para cualquier cena romántica; en especial, la de San Valentín. ¿Te atreves a prepararlo? —Planes Románticos de una escritora de romance Clic para tuitear

Amor - relato de stefania gil - Bio instagram enlaces

¡Suscríbete YA y te regalo varios de mis relatos!

Vamos a mantenernos en contacto.

Yo siempre tengo algo nuevo para contar y quiero compartirlo contigo.

También puede interesarte...

clubes de lectura antiguos

La semana pasada te conté a cerca de los clubes de lectura en España y mientras investigaba de eso, me saltó un reportaje anglosajón que mencionaba cuatro clubes de lectura antiguos en los Estados Unidos que pueden tener más de cien años. ¿Puedes creerlo? ¡Más de 100 años!👀...

películas de brujas

Con la proximidad que tenemos a la fecha más fantasmagórica y terrorífica del año, aunque este año en particular esa fecha parece San Valentín en relación a todo lo que nos ha tocado afrontar este 2020, se me ocurrió investigar sobre las películas de brujas que están basadas en los libros.

Halloween el origen

Calificaron las celebraciones celtas como una práctica herética, pagana y destruyeron —bajo ese pretexto— gran cantidad de la cultura, monumentos y tradiciones de los celtas, para afianzar su dominio y establecer la nueva religión.

Compartir en las redes:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *