fbpx

Magia, brujería y espiritismo

magia brujería y espiritismo

¿Qué mejor forma de celebrar el mes místico del año hablando de magia, brujería y espiritismo pero fuera de la ficción literaria?

Estaba dando vueltas por la web para buscar ideas de posts para el blog en este particular mes en el que se celebra Halloween y, de repente, me vi sorprendida por varios artículos de casas encantadas, niños que ven fantasmas y se me ocurrió una serie de posts interesantes que hablen sobre mi conexión con lo paranormal: experiencias, cosa que me gustan y cosas que no, y también puedo darte una lista de mis libros favoritos de magia, brujería y espiritismo en caso de que quieras aventurarte en el mundo mágico.
No sé cuántas veces he dicho ya que mi fascinación por las brujas y la brujería, así como cualquier cosa que tenga que ver lo místico y sobrenatural, va a captar mi atención de inmediato.
Siempre lo digo porque es la verdad.
Y no es algo que tenga adquirido de casa.
Esto no es como cuando en tu casa todos son médicos y resulta que tú quieres seguir los pasos de tus predecesores.

En mi casa nunca se habló de brujas

y menos de magia, brujería y espiritismo.

Por lo menos no mientras vivíamos en casa de mis abuelos maternos. Y, sin embargo, yo siempre me sentí atraída por lo que no podemos ver a simple vista.

Si te soy sincera, no tengo ni idea de cómo descubrí que todo eso me gustaba.

No sé cuándo empecé a manifestar sensaciones que otros no sentían.

No tengo idea de cómo se desatollaron ciertas facultades esotéricas en mí.

Cuando se hablan de estas cosas y estamos presentes mi mamá y yo, es normal que le escuches decir: «desde que Stefi era chiquita, le gustaban esas cosas».

Es cierto, mas no hay registros con detalles de que yo haya visto fantasmas de pequeña, que supiera cosas que no tenía por qué saber o que tuviera habilidades que pude haber heredado de brujas antecesoras en la familia.

magia. brujería y espiritismo

Quizá sí que hubo y no una, sino varias brujas en la familia pero no se hablaba de eso porque hasta hace poco, este tema era un tema prohibido debido a viejos hábitos que quedan de cuando debes protegerte y proteger a los tuyos.

Recordemos que durante la inquisición murió mucha gente que «supuestamente» eran brujos o estaban relacionados con alguno. Por lo que incluso después de que esta macabra organización de cazadores de Dios desapareciera, las brujas prefirieron seguir manteniéndose en el anonimato.

El caso es que la vida, de una forma u otra, me ha acercado a lo oculto.

La magia, brujería y espiritismo siempre están ahí, en cualquier versión, pero muy presentes en mi vida.

Los primeros contactos con la magia, brujería y espiritismo

Mi mamá se casó por segunda vez con un hombre que fue mi padre desde los ocho años. Con ellos viví hasta los diecisiete y en todos esos años juntos, descubrí lo que en Venezuela llaman: Brujería.

Ser brujo en Venezuela puede ser muchas cosas porque nuestra cultura esotérica tiene influencia de la Santería y de creencias propias que datan de leyendas antiguas como la de María Lionza en la montaña de Sorte —una montaña en donde nació y murió María Lionza y que está encantada—.

María Lionza es considerada la reina, junto con dos personajes más que siempre la acompañan en todos los altares y a los que se les conoce como Las tres potencias: María Lionza, El Negro Felipe y El Indio Guaicaipuro.

magia, brujería y espiritismo

Estas tres divinidades son el top en nuestra cultura de magia brujería y espiritismo pero también hay otros espíritus más que van agrupándose en lo que llamamos Cortes espirituales. Por ejemplo:

La corte Libertadora está conformada por los espíritus de los luchadores como Simón Bolívar y Francisco de Miranda; la corte Chamarrera por espíritus que eran sanadores pero no eran médicos, como Don Toribio Montañés, Nicanor Ochoa, etc.

magia, brujería y espiritismo
La Negra Francisca Duarte, Ánima del Taguapire, perteneciente a la Corte Negra y Chamarrera. También conocida como Pancha Duarte o Mamá Pancha. Le dediqué un libro porque ella, en su momento, marcó la ruta hacia mi camino como escritora.

La corte médica, con espíritus como José Gregorio Hernández. Corte Vikinga con espíritus como Red Fuego. La corte Calé o corte malandra, que está conformada por espíritus como el malandro José Luis.

La corte India, que está dirigida por el indio Guaicaipuro y también está dentro María Lionza. La corte celestial. La corte Negra. La corte de los Juanes. La corte Llanera. Corte Africana. Y muchas más.

Mi papá de crianza, era brujo.

De los que fumaban tabaco, encendían velones y le rendían honores a Santa Bárbara todos los 4 de diciembre.

Creía en las tres potencias, todas las cortes y sabía mucho más de lo que yo podía imaginar sobre magia, brujería y espiritismo.

Él creció en una familia con esa cultura por lo que yo crecí viéndole hacer rituales para atraer dinero y tranquilidad a la casa.

Para que nunca nos faltara nada, para alejar la envidia.

Vi como prosperaban ciertas cosas y otras, se marchitaban porque estaban ahí para recibir mala energía que le envían a uno de vez en cuando.

Creo que esos fueron mis primeros contactos reales con la magia, brujería y espiritismo y los que me motivaron a ir más allá.

Crecía, me hacía adolescente y quería saber qué me deparaba el futuro por lo que empezó mi afición de visitar videntes.

El que leía el cigarro, el tabaco, la borra del café, la baraja española, el dominó, los caracoles y sabrá dios cuántas cosas más me he leído en la vida; además del Tarot, baraja con la que me quedo no solo porque me ha dado grandes mensajes, sino porque también fue la que me acercó a las brujas que son mis guias y mis mejores amigas.

Fue esa misma época de la adolescencia, tras un viaje a Italia, en el que descubrí lo que es la psicografía, habilidad que desarrollé durante un buen tiempo y que adjudiqué a mi protagonista bruja de Presagios.

magia, brujería y espiritismo

La psicografía es cuando un espíritu impulsa la mano del médium y va trazando sobre el papel un mensaje.

También se le conoce como Grafología o Escritura automática.

magia, brujería y espiritismo

Años después, empecé a sentir el llamado de lo antiguo. La magia de la madre tierra, la de las brujas antiguas.

Empecé a leer, instruirme y a acercarme a otras personas con los mismos intereses.

Así llegue a conocer a mi grupo de brujas, astrólogas y tarotistas con las que he vivido aventuras increíbles; hemos reído y llorado juntas.

Hemos pasado por mucho estando juntas. Pruebas duras que, incluso hoy, nos cuesta aceptar todavía a algunas.

Pero la magia nos unió, en especial el Tarot.

Recuerdo que Ana Cristina (que ahora es un ángel que nos cuida) me decía que me cobraba una moneda por leerme el tarot y yo no me lo podía creer porque era baratísimo.

Eran sus inicios.

Ella y Laura Vladovich (que ahora imparte cursos de tarot online entre otras cosas que puedes ver aquí) me iniciaron en el tarot, en las sesiones espiritistas; me enseñaron el poder de las peticiones hechas desde el corazón y también, me enseñaron lo que ocurría si hacía las peticiones desde la rabia.

Aprendí de hierbas, inciensos, velas, correspondencias mágicas de los colores y días de la semana. Y algunas cosas nunca llegué a aprenderlas bien como el asunto con los planetas, la carta astral y controlar el miedo a lo desconocido; porque sí, a pesar de que me encanta y me atrae, siempre he sentido miedo a lo desconocido.

Hice un curso con ellas de Alta Magia en donde me inicié como Wicca y teníamos un grupo de brujos estupendo con un guia, Benjamín; un sabio, del cual aprendimos mucho.

Hasta llegué a abrir una tienda esotérica en donde ayudaba a la gente que llegaba a nosotras a pedir ayuda. Mabel, otra de mis brujas favoritas, era la encargada de hacer las consultas del tarot y gracias a ella me animé a hacer lecturas también; ella me ayudó a conectar definitivamente con el Tarot.

Fue una época que siempre voy a recordar con gran cariño porque gracias a la magia, brujería y espiritismo conocí gente increíble.

Y a través de todo el recorrido siempre he estado bien acompañada no solo de gente, sino también de libros; que es de lo que vengo a hablarte hoy y me emocioné contándote toda mi historia dentro de la magia, brujería y espiritismo porque quería que entendieras de dónde nació todo.

A veces pienso que debería escribir un libro con todas estas memorias y conocimientos de mi vida espiritual. Quizá un día me anime.

Tú, ¿lo leerías?

Cuéntame en los comentarios 🙂

Aquí te dejo mis cinco libros favoritos

de magia, brujería y espiritismo:

Amor - relato de stefania gil - Bio instagram enlaces

¡Suscríbete YA y te regalo varios de mis relatos!

Vamos a mantenernos en contacto.

Yo siempre tengo algo nuevo para contar y quiero compartirlo contigo.

También puede interesarte...

porque deberias leer novela romantica

Esta semana, que es la semana del amor, dentro del mes del amor; donde todo son corazones y niños voladores con flechas amorosas, hay que hablar de temas de amor. ¡Cómo es lógico!

clubes de lectura en españa

Según leí en la web, los clubes de lectura en España iniciaron como Tertulias Españolas en el siglo XVI en las llamadas Academias literarias del Siglo de Oro. En Madrid, al parecer fueron famosas la Academia...

la novela romántica es predecible

Según la RAE, La Novela Romántica o Novela Rosa «es una variedad de relato novelesco, cultivado en época moderna, con personajes y ambientes muy convencionales, en el cual...

2 comentarios en «Magia, brujería y espiritismo»

  1. Stefania yo sí leería tu libro.
    De hecho te iba a preguntar si hacías sesiones a distancia para la lectura del tarot.
    Ahora mismo estoy pasando una mala época en mi vida, todo nos sale mal, nos surgen más problemas y veo poca solución.

    Me gusta mucho tu blog y los leo cada vez que me llegan desde que me suscribí

    Un saludo y espero tu respuesta.
    Rosamary

    1. Hola, Rosamary 🙂 Mil gracias por leerme y estar dentro de mi comunidad. Perdona la demora en responderte aquí, pero he tenido algunos problemas con el blog. Sí, estoy retomando toda esta parte de reconectándome con el tarot y demás. Escríbeme a mi correo (puedes responder a cualquiera de los que te envío cada semana) y allí te cuento un poco cómo estoy haciendo esto ahora. Espero tu correo. Abrazos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar