Hace cientos de años, una ambiciosa y vanidosa Condesa hizo un pacto con Sejmet para permanecer bella en la eternidad.  Pero su ambición se salió de control y cayó en manos de la justicia para hacerle pagar todos sus delitos de sangre.

Varios años después, sin poder entenderlo, entra en un estado en el que los humanos la dan por muerta.

Lo que no saben los humanos es que La Condesa Sangrienta, como la llamaron los habitantes de la comarca, debe quedar oculta a los ojos de los que, movidos por la maldad y el interés, podrían alimentarla para darle fuerza y despertar el mal en ella una vez más.

Una maldad que tomaría venganza, cruel y despiadada.

La humanidad correría peligro.

Las comunidades no humanas también.

Los Guardianes de Sangre, descendientes directos de la Condesa, son los que vigilan que ella siga en descanso eterno ya que saben muy bien por qué esa mujer no puede despertar nunca más.

Descarga ya estos relatos y empieza a leer GRATIS en el formato de tu preferencia.

Compartir en las redes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *