Una calurosa noche de verano de 1989 Vivian Wright dejó a su hija de tres años acostada en su cama junto a su inseparable conejito. Ninguna de las dos sabía que, aquella noche, sería la última en la que Vivian vería a su hija y la última noche en la que Hailey dormiría tan plácidamente en mucho tiempo. La desaparición de Hailey sería solo el principio de una ola de desapariciones que tendría lugar en Ogden, Utah a principio de los noventa.

Entusiasmada con su nuevo puesto de trabajo, tras un divorcio amistoso y decidida a empezar una nueva vida, Maggie Jones llega a Ogden durante la semana en la que se lleva a cabo la conmemoración de la fecha en la que seis niños entre los dos y tres años, desparecieron sin dejar rastro. Una época que dejó consternada a toda la población.
A pesar de esto, Maggie cree que está en el lugar adecuado para vivir con tranquilidad y criar a su hijo en un sitio seguro. Aquello que había ocurrido 29 años antes, no se había repetido y en la actualidad, Ogden era un buen lugar para vivir, lo decían las estadísticas.
Sin embargo, unos meses después empiezan a ocurrirle cosas muy extrañas que le llevan a investigar la desaparición de Hailey Wright junto a su vecino David Porter, un policía local decidido y amable.

La investigación será el detonante de sentimientos encontrados en todos los habitantes de la población que vivieron de cerca aquella época, así como algunas de las familias afectadas que aun vivían allí. Unos estarán de su lado, otros la pondrán en el punto de mira amenazando su seguridad y la de su hijo.
¿Desistirá Maggie a continuar la investigación? ¿Finalmente se sabrá qué ocurrió con esos niños?

¿Y si un extraño te dice que tu no eres quien crees ser?

Disponible en todas las tiendas Amazon:

Para ejemplares físicos dedicados y firmados,

ponerse en contacto con la autora.

Lee gratis las primeras páginas de Ecos del pasado...

«Felicito a la autora Stefania Gil porque experimentó en un nuevo género y lo hizo de forma estupenda. No dejen de leer esta historia. Se mantendrán al filo de su asiento.»  — Lee Vincent, escritora —

Descarga ya estos relatos y empieza a leer en el formato de tu preferencia.

Compartir en las redes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *