atraer el amor - notas románticas
Compartir en las redes:

Amor.

Atraer el amor

es algo que siempre quieren los seres humanos.

¿Sueñas con atraer a un amor como los que encuentras en las novelas románticas que lees con devoción?

¿Esos amores que sientes tan perfectos que sospechas que son irreales?

No te culpo, solemos tener la idea de que todo lo que atraemos que brilla como el oro, es un engaño.

Pensamos, y te aseguro que lo haces con más frecuencia de la que crees, que todo ese brillo que lo hace perfecto, va a empezar a oscurecerse pronto y va a dejar de verse como realmente es.

Es más, estoy segura de que alguna vez has pensado que ni con toda la suerte del mundo podrías ser capaz de atraer un amor tan bueno como ese que lees en las novelas románticas que devoras cada semana

Y ¿Sabes qué?

Sí que puedes atraerlo, solo tienes que saber cómo pedirlo.

¿De verdad puedo atraer el amor de novela a mi vida?

Sí, sí, ya sé que hay cosas que realmente son imposibles.

Como por ejemplo, encontrarse a Wrath y hacer que el Rey ciego de la Hermandad de la Daga Negra caiga rendido a nuestros pies.

Ojalá existiera un Wrath, empezando por ahí ji ji ji

En cambio, conseguirse un Christian Grey es más común; aunque sé que estarás pensando que estoy loca y se me fue la cabeza por pensar que podrías conseguir atraer el amor de un tipo atractivo, encantador y millonario como Christian Grey.

Pero no, no estoy loca y como sé que lo vas a pedir de esa manera tan básica, puedo asegurarte ya mismo que vas a encontrarte eso que pides, incluyendo todos los problemas que carga encima Christian Grey porque tu mente, de manera inconsciente, evoca la imagen y comportamiento del personaje —que tu crees ideal— cuando haces tu petición; y la petición sería algo así:

«Querido Universo: quiero un hombre a mi lado guapo, que me ame y que sea exitoso»

¿No te parece muy poco y muy básico para una petición de esa magnitud?

No te quejes cuando llegue un Christian Grey dispuesto únicamente a utilizarte en el cuarto rojo del placer y tengas que aguantar todo el historial psicológico del señor porque «se te olvidó» ser un poquito más específica.

¿Vas pillando el asunto?

Nuestra mente, al pensar en atraer el amor, lo que hace es zamparnos imágenes de los personajes de ficción de los que nos hemos enamorado alguna vez.

¿Quién no quisiera un novio como Brad Pitt en Leyendas de Pasión?

Pero… ¿lo quieres porque es Brad o porque quieres encontrarte en esa situación tan difícil de estar enamorado de la mujer de tu hermano y vivir todo el drama que se vivió en esa película?

¿Quieres un amor como el de Romeo y Julieta porque descubriste que Romeo era romántico y haría cualquier cosa por Julieta? ¿Matar e incluso envenenarse?

¿O solo es que te enamoraste de Di Caprio y sueñas con atraer a un amor que físicamente se parezca a él?

Cuando tuve la tienda esotérica, era común que llegaran clientes desesperados por encontrar a esa persona que les amara profundamente y los hiciera felices.

Solía pasar, con frecuencia, que yo recomendaba una serie de pasos a seguir para que mis clientes encontraran a esa persona especial, y…

¡OH, sorpresa!

Regresaban a mí un tiempo después, en una nueva búsqueda porque sí, todos los pasos seguidos dieron el resultado esperado y la pareja que creían perfecta llegó pero con miles de defectos que causaban mucha infelicidad.

Y entonces, tal como si yo fuera terapeuta de amor —porque, a veces, trabajando en ese medio espiritual acaba uno siendo consejera, bruja y demás—, empezaba a indagar cómo esa persona hizo sus peticiones.

Las respuestas, eran alarmantes:

—Entonces, ¿Qué pediste? —preguntaba yo.

—Un novio que me quisiera —respondía ella. Casi todas decían lo mismo—. ¡Y llegó! ¡Pero es un tipo sin aspiraciones!

¡Súper celoso!

¡Poco familiar!

¡Gordo!

¡Flaco!

¡Alto!

¡Bajo!

¡Con mal aliento!

¡Mal sexo!

¡Fuma!

¡No sabe bailar!

¡Poco conversador!

¡Amante en exceso de los deportes

¡Infiel!

¡Maltratador!

Etc. Etc. Etc.

Finalmente, cuando terminaban de quejarse por su mal encuentro, yo les hacía la pregunta clave:

—¿Lo pediste tal cual como lo querías? ¿Lo imaginaste? ¿Lo sentiste?

Ninguna lo hacía al primer intento y por ello, todas fallaban —incluyéndome, porque también tuve mis pasados escabrosos en el amor—.

Cuando vas a solicitar algo que deseas mucho,

como un amor prefecto para ti,

como ese que te arranca suspiros en los libros que lees,

tienes que ser tan específico

que el universo consiga tener una imagen clara y precisa de lo que quieres.

Es como si le estuvieras enviando una foto de la persona de forma inconsciente.

Si tú no específicas, el universo concede lo que pides, mejor dicho, lo que visualizas en tu cabeza.

Tú quieres una casa: ahí te la mando, no te quejes si no es como tú la esperabas.

Tú quieres un coche: ¿lo pediste grande? ¿Pequeño? ¿Rojo? ¿Blanco? ¿Te llegó «usado»? ¿Lo pediste «nuevo»?

Tú quieres un cambio de trabajo: ¿Dijiste en dónde, cuándo y cómo? Porque tal vez te llega un cambio radical… tan radical, que podrías encontrarte ganando menos y haciendo más. O en un trabajo que odias.

Tú quieres atraer el amor… bueno… pídelo como es porque el universo concede cuando estamos en perfecta sintonía y ya sabes lo que pasa si no das la lista entera.

Entonces:

¿Cómo atraer el amor romántico y bueno a tu vida?

Lo primero que tienes que hacer es un poco de trabajo interno, conocerte y saber por qué quieres compartir tu vida con esa persona especial con la que sueñas.

Porque puede llegar una copia al carbón de lo que ves en tu cabeza y luego, resulta que tú no te sientes conforme porque el problema no es la persona, eres tú que creías que tu propia felicidad y estabilidad te la iba a dar esa persona especial.

Y no. No funciona de esa manera.

Sé feliz contigo mismo primero para que puedas encontrar más felicidad junto a otra persona.

Después, toma papel y lápiz y haz una lista específica y detallada de ese amor que quieres atraer.

Imagina que vas al mercado y puedes mandar a hacerla por encargo.

Aunque creas que tú lista es ridículamente larga y detallada, no lo es.

¿Cómo lo quieres: Mentalmente, espiritualmente, profesionalmente?

TODO. No olvides nada.

Visualiza, siente, crea.

Como te dije antes, siéntete libre de crear a un personaje por tu cuenta.

Tal como hacemos los escritores cuando empezamos a esbozar una novela.

Toma todo el tiempo que quieras en imaginarte la vida que tendrías con ese personaje.

El poder de la imaginación es inmenso y si proyectas imágenes en las que te veas feliz, riendo, divirtiéndote junto a esa persona, vas a sentirlo en el presente casi como si fuera real y ahí es donde ocurre la magia porque empiezas a enviar señales adecuadas para atraer al amor a tu vida.

Lee esta lista tantas veces como quieras al día, imagina esa vida junto a la persona tantas veces como quieras.

Puedes incluso hacer un tablero de visión en un rincón de tu habitación o en tu diario personal, coloca allí cosas relacionadas con esa vida que quieres junto a esa persona especial.

Usa un objeto que pueda recordarte lo que deseas cada vez que lo veas; tu inconsciente, estará activando la lista de tu pareja ideal y aunque no lo creas ahora, te aseguro que mientras más visualices, más te estarás conectando con la energía que quieres atraer del amor.

Y cuando menos lo esperes,

te encontrarás frente a esa persona especial

junto a la que escribirás tu propia historia romántica.

Si a mí me dijeran que puedo elegir a un personaje —o hacer una mezcla de varios— que me haya cautivado para crear a esa persona especial y atraer su amor, yo haría una mezcla divertida entre:

Carter, el protagonista de Álbum de boda el primer libro de la serie Cuatro bodas de Nora Roberts; y Emerick, personaje de mi propia cosecha creativa para la novela Estamos Reconectados Reenamorados.

Y te digo una cosa… Si hago una mezcla de esos dos personajes, sale mi marido 🙂

Ojo, no estoy diciendo que hice específicamente esa mezcla para atraer el amor a mi vida, porque a Carter lo descubrí ya casada y Emerick, nació hace menos de tres años… pero sí visualicé muy bien lo que quería atraer a mi vida en referencia al amor y lo obtuve 😉

Ahora, te toca a ti contarme:

¿Cuál (es) personaje (s) tomarías cómo referencia para atraer el amor a tu vida?

Te leo abajo en los comentarios.

 

¡Hasta la próxima nota romántica!

También puede interesarte...

porque deberias leer novela romantica

Esta semana, que es la semana del amor, dentro del mes del amor; donde todo son corazones y niños voladores con flechas amorosas, hay que hablar de temas de amor. ¡Cómo es lógico!

clubes de lectura en españa

Según leí en la web, los clubes de lectura en España iniciaron como Tertulias Españolas en el siglo XVI en las llamadas Academias literarias del Siglo de Oro. En Madrid, al parecer fueron famosas la Academia...

la novela romántica es predecible

Según la RAE, La Novela Romántica o Novela Rosa «es una variedad de relato novelesco, cultivado en época moderna, con personajes y ambientes muy convencionales, en el cual...

Amor - relato de stefania gil - Bio instagram enlaces

¡Suscríbete YA y te regalo varios de mis relatos!

Vamos a mantenernos en contacto.

Yo siempre tengo algo nuevo para contar y quiero compartirlo contigo.

Compartir en las redes:

2 comentarios en «¿Cómo atraer el amor de novela a tu vida?»

  1. ¡Wow! Es verdad, y justo hace poco, en esos momentos en el que te preguntas el por qué de muchas cosas, fue que pensé que puede que la mayoría de las veces deseamos tanto algo que ni si quiera sabemos realmente lo que queremos, así que cuando nos llega, nos damos cuenta de que no era lo que queríamos.
    También noté que siempre que veía alguna película y me enamoraba del protagonista, lo buscaba en redes (al actor) y era entonces cuando algo me desencantaba. Hasta que note que no era del actor de quien me enamoraba, si no del personaje… así que sin duda, se podría juntar la personalidad de algunos personajes + los detalles físicos que más nos gusten y por qué no, sumarle algún otro detalle o característica que siempre hemos soñado. En lo personal, soy tan enamoradiza que me gustan millones de personajes que hasta se me complica recordarlos y nombrarlos. Pero el último que más recuerdo y que amé con locura, es el nuevo personaje de E.L James; Maxim Trevelyan de la novela Mister 😍 aunque, quiero aclarar que cada que leo alguna novela, mi mente pasa de largo los detalles físicos de los personajes, no todos, pero sí me cuesta imaginar las caras de estos. Así que termino enamorándome más de la forma de ser, que de un físico, quizás mi mente ya tiene a su chico ideal que por eso todos los personajes que me gustan los relaciono con ese físico ya creado en mi mente 😅

    1. ¡Jess! No había visto este mensaje O.O ¡Perdóname! Pues sí, entiendo lo de tu enamoramiento, yo soy así también cuando me engancho a algún personaje. La última vez fue a los Hermanos Winchester jajajaajaj Entre los dos haría un personaje perfecto jajajaj en cuanto a los del físico, es interesante que menciones que no le haces caso si hay alguna descripción, yo como lectora me creo una imagen que no sabría describirte pero que sé perfectamente cómo es, aunque eso suena muy confuso, lo sé 🙂 Como escritora, casi no pongo detalles físicos. Me gusta que sea la personalidad de los personajes quien invite al lector para formar un físico. Es lo que yo hago como lectora, me pasa como a ti.
      Gracias por pasarte, leer y comentar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *