Escribir un libro en tres semanas

Últimamente, paseando por las redes, observo mucho que hay quejas —como cosa rara— sobre los libros que aparecen en Amazon a la venta, que pertenecen a un mismo autor y que según he leído: «los sacan como si fuesen suplementos mensuales» «los escriben como si de churros se tratase»

Me hace gracia la frase anterior porque yo no suelo juzgar a esos autores hasta que me leo el libro y entonces, valoro únicamente la calidad del mismo —dejando a un lado mis gustos como lectora, ojo—. Si al caso vamos, existen muchas obras que se han tardado años en escribir y el resultado no es precisamente óptimo, aunque vuelven a hacer interferencia el asunto de los gustos que es algo que siempre inclina la balanza en la literatura, afortunadamente. Y entre otras cosas, también se ve mucho hoy en día en este mundo de los «independientes» cosas como la envidia y la falta de compañerismo. Hay autores que están más pendientes de lamentarse y de criticar el trabajo ajeno, que de fomentar y EXPANDIR el propio. Lo que les lleva a perder un tiempo VALIOSISISISISMO que bien podrían emplear en escribir para poder publicar más seguido.

En fin, Stephen King asegura que una estación climática es la ideal para «escribir» un libro.Coloco las comillas porque muchas veces, estos autores hacen referencia a «escribir» dejando implícito el asunto de la corrección. Y sí, esos autores también corrigen sus escritos en compañía de sus betas antes de enviarlo a sus agentes editoriales. El caso es que, King, asegura que una historia que lleva más de tres meses escribiéndose corre el riesgo de ponerse rancia. Es cierto.

Mientras más rápido escribas y con mayor continuidad menos olvidos o lagunas tendrás en el resultado final. Clic para tuitear

Además, no se le puede juzgar a un autor por escribir más de prisa que otro. Por tener más tiempo que otro y sobre todo, por tener mejor organización que otro, porque sí, aunque ustedes no lo crean todo este asunto radica en la organización que emplees.

Te pongo mi caso como ejemplo. Tengo disponibilidad diaria —época escolar— de unas 5 horas para escribir. Si yo me organizo y cumplo a cabalidad mi cronograma, en un mes yo tengo un libro escrito. Así mismo como lo lees. Mis novelas suelen tener entre 50.000 y 70.000 palabras y hay días, como ayer, por ejemplo, en el que escribo con facilidad unas 5.000. No todos los días serán así de maravillosos pero, si me lo propongo y lo intento en una semana tendré escritas 25.000 palabras. En tres semanas serán 75.000. Sí se puede alcanzar la meta siempre y cuando estés consciente de qué quieres escribir y cuánto tiempo disponible tienes para hacerlo.

Con respecto a esto, estuve ojeando algunas páginas anglosajonas que siempre frecuento y encontré un artículo muy útil en TheWriteLifeen el que el autor nos da algunos tips para lograr esta meta basándose en su experiencia.

Dice que lo primero que debes plantearte es el por qué. ¿Por qué quieres escribir un libro? El por qué es lo que te motivará a hacerlo y es lo que te mantendrá avanzando hacia tu objetivo cuando estás a punto de renunciar.

En mi caso yo respondo a esa pregunta con la verdad: Quiero escribir un libro porque es lo que AMO hacer día tras día y quiero poder vivir económicamente de esto. Esa es mi motivación cada día. A mayor libros publicados, mayores ventas. No sé si alguna vez me haré rica y famosa escribiendo —OJALÁ— pero me conformo con poder vivir económicamente de aquello que tanto me gusta hacer. Son muy pocos los que tienen la fortuna de poder pagar las cuentas de lo que realmente les gusta hacer en la vida.

Una vez que ya tengas planteado el por qué, tienes que hacer un plan de acción para escribir el libro. Un plan que te haga consciente de lo que tienes que hacer para alcanzar tu meta.

Ten en cuenta que esto debería aplicarse para cualquier libro que se quiera escribir, lo digo por el tiempo de escritura, pero si lo que quieres es escribir un libro en corto tiempo tienes que tener un plan y no saltártelo por ningún motivo. Es como cuando aplican el NaNoWriMo en noviembre de cada año, en donde los autores tienen que empezar a escribir el primero de noviembre una novela de aproximadamente 50.000 palabras y debe ser finalizada antes de la medianoche del día 30 del mismo mes.

Cuando tomas este tipo de compromisos tienes que estar enfocado para poder alcanzarlo; lo que quiere decir que, en tus horas de trabajo, debes reducir o eliminar la actividad en las redes sociales y rodearte de gente que, sin que te vuelvan loco, ejerzan un poco de presión con preguntas del tipo ¿Cómo vas? ¿Cuánto has escrito hoy? Y que incluso, te obliguen a escribir si no has alcanzado tu meta del día y estas disfrutando de un capítulo de tu serie favorita en la TV.

 

Planicación para alcanzar escribir un libro en tres semanas:

 

Entre los días 1 – 4: Planificar. Investigar. Hacer esquema de capítulos.

Entre los días 5 – 16: Escribir.

Entre los días 17 – 19: Corrección.

Entre los días 20 – 21: Revisiones y manuscrito final.

 

La mayoría de la gente tiene una vaga idea sobre lo que quieren escribir y suelen desechar esa vaguedad porque quieren encontrar el argumento dorado para conformar una historia. En el artículo anglosajón, el autor recomienda emplear una técnica de 20 minutos que le enseñaron a él y que le ha dado buenos resultados, asegurando que, al finalizar, siempre tiene una visión general de la historia y cómo va a delinear sus capítulos. Esto debería aplicarse en el día 1.

¿Cuál es la técnica?

 

  1. Ajusta un cronometro-temporizador de 10 minutos.

 

  1. Toma un lápiz y un papel y responde a la siguiente pregunta: ¿Cuáles son las diez parte claves de mi historia? (estos serán tus capítulos)

 

  1. Una vez que se te agoten los primeros 10 minutos, programa de nuevo para diez más.

 

  1. Para cada una de las partes clave (capítulos), escribe tres desarrollos.

 

Nunca he probado este ejercicio pero es bastante parecido a lo que yo hago con mis novelas. Solo que yo empiezo en el primer capítulo. Después de escribirlo, diagramo los siguientes y coloco un avance de lo que quiero que se vaya desarrollando en cada uno. A diferencia de algunos colegas de pluma, para mí es muy fácil visualizar el principio y el fin de la novela lo que me hace el trabajo más sencillo.

Tú puedes emplear la técnica que mejor se ajuste a ti pero la verdad es que la anterior, es bastante práctica para empezar este asunto de la organización.

Es una técnica que te ayuda a expandir la idea inicial del libro en tan solo 20 minutos obligándote a tomar decisiones inmediatas sobre el desarrollo de la historia así, lo que quizá tu consideras una ‘buena’ idea podría convertirse en algo ‘genial’ para una novela.

Todo lo anterior te lleva a registrar tu compromiso en un papel y a cumplir una disciplina para poder alcanzar tu objetivo, ya que tres semanas es muy poco tiempo para escribir un libro por lo que deberás ser estricto contigo mismo, no temerle a aquellas limitantes del tipo «bloqueo del escritor» «temor a la página en blanco» etc.

Ni pienses en ello.

Tú solo idea un plan, una disciplina a seguir sin faltas que te ayude a cumplir los tiempos y puedas escribir un libro en menos de un mes.

¿Y tú? ¿En cuánto tiempo escribes una novela?

¿Tienes alguna organización para escribir y alcanzar objetivos que quieras compartir con nosotros?

Como siempre, muchas gracias por leer, opinar y compartir el contenido del blog.

Compartir en las redes:

10 thoughts on “Escribir un libro en tres semanas.”

  1. Hola guapa, me declaro admiradora tuya, me gusta cómo escribies de los temas, pero sobre todo cómo justificas lo escrito y cómo motivas y contagias el entusiasmo. Yo quiero que me ayudes a conseguir esa constancia, me pierdo en el espacio, no se decir que no y soy un verdadero fracaso programando mi trabajo, resultado llevo casi un año con una novela que con tres meses hubiera bastado. Un beso guapisima.

  2. ¡Hola, Chary! Esa es mi meta con el blog, bien podría dejar estos temas y escribir cosas de mis libros para atraer a los lectores, pero es que es tanto el material que se encuentra en el mundo indie anglosajon que me da coraje que seamos tan contados en los indie hispanos los que hablamos de temas que son motivadores y que nos dan una enseñanza. En Venezuela dicen: 'Nadie nació aprendido' no sé si es un refrán mundial o solo de allí, el caso es que es cierto y me parece que es mucho mejor invertir el tiempo en compartir conocimientos que andar criticando al 'colega' por lo que hace o deja de hacer. Como te dije hace un rato en Facebook, establece metas a corto plazo que sean realistas dejando algunos días de la semana disponibles para que puedas seguir diciéndole que sí a todo jejeje y los días que sean para escribir, no hagas nada más en ese tiempo a menos que te lo impida una eventualidad mayor.
    Besos y miles de gracias por tanto apoyo y estimulo como lectora frecuente del blog 🙂

  3. Pues lo he tratado, este año con mi nueva historia me organicé un poco más, incluso tengo determinadas las partes clave de la historia y cómo debería ir, mi problema es: le doy largas a la escritura, sí, lo sé, depende solo de mi, así que debo ponerme yo más sería conmigo misma. Gracias por el artículo y por demostrarnos que sí se puede 😉

  4. ¡Hola, Kroana! ¡Felicidades! Por dar el paso en la organización. Ahora intenta no sabotear tu propia organización. No creas, este año a mí me está costando mucho terminar el primer libro que, según mi cronograma, debería haber estado publicado en Febrero. Pero bueno, la idea es seguir adelante y superar nuestros propios obstáculos.
    ¡Mucho éxito!
    Abrazos 🙂

  5. Stefania supongo que autopublicas porque con una editorial esos tiempos son imposibles y tendrás algún beta que se va leyendo los libros a medida que escribes… yo lo veo demasiado rápido, lo de Stephen king y una estación 4 meses va más conmigo. Enhorabuena por el artículo, me has levantado del sofá. ¡Tarde para escribir! ��

  6. ¡Hola Abanico! 🙂 Gracias por pasarte a leer, comentar y compartir con los demás lectores. Sí, yo autopublico, es cierto que sería imposible publicar un libro en tres semanas con una editorial. Pero ten en cuenta que yo enfatizo en 'escribirlo' que si aplicas las técnicas que anexo en el post de un artículo anglosajon, y te organizas como es debido, podrías escribir un libro en tres semanas. Como es lógico, la recomendación de Stephen King es la más acertada no tanto por escribirla si no porque el recomienda 'poner a dormir' el documento de cuatro a seis semanas antes de hacer una corrección. Si lo tomas así, entre escribir y corregir se te va una estación climática. Y como digo arriba, todo depende de la disponibilidad que tengas para escribir a diario y de lo denso que pueda ser el tema de tu libro. Mis historias son románticas, cortas (50.000 palabras aprox.) y de temas sencillos, eso facilita la tarea de escritura jeje.
    Nos seguiremos leyendo.
    Abrazos.

  7. Me impresiona mucho la capacidad que tiene algunos escritores de sacar una tras otra de sus novelas, realmente yo no podría jajaja pero con esto que expones si que me voy a organizar, no lo terminaré en 3 semanas pero creo que avanzaré mucho más ya cuando tenga establecido mis objetivos. Muchas gracias por los tips, es un placer leerte Stefania.

  8. ¡Adri! Blogger no me ha enviado notificación de algunos comentarios que me han dejado aquí y me acabo de dar cuenta que tenía muchos sin responder. ¡Qué pena! Mil gracias por todo el apoyo que siempre me das. Yo creo que con organización puedes lograr mucho en corto tiempo, como tu dices, quizá no será en tres semanas, pero seguro que en menos de tres meses podrías 🙂 Todo esto va del poco a poco y de cumplir metas reales. Te deseo mucho éxito.
    Abrazotes.

  9. La cuestión es marcarse una fecha para tener el libro (o la historia) y cumplirla a rajatabla. En autocontrol en este caso es esencial. Si no se tiene demasiado, ayuda por ejemplo que desconectes Internet, para evitar distracciones.
    Yo he llegado a sacar un libro de 20.000 palabras en una semana. Un relato de algo más de 5000 palabras, que me estaban reclamando para incluirlo en una antología, lo hice nada más de salir de una reunión de trabajo en EE.UU. (y terminamos tarde). La motivación (y evitar las distracciones) lo es todo.
    De todas formas, también depende un poco de la manera de escribir que tiene uno. Si un autor se pone a escribir un libro y no para hasta terminarlo, es posible que saque un libro al mes. Yo, en cambio, escribo diversos libros en paralelo y en estos momentos estoy trabajando en 16 (sí, dieciséis) libros a la vez. Tengo varios a punto de terminar, y en teorís podría publicar quizás cuatro en un mismo mes (ojo, no estamos hablando de libros pequeños, estamos hablando de libros con entre 150.000 y 300.000 palabras). Creo que a más de uno le daría un susto si hiciese eso.
    Es conveniente publicar de continuo, pues si tus libros enganchan, los lectores se “olvidarán” poco a poco de ti si publicas cada x años. Si publicas con regularidad, las ventas de tus libros se apoyan unas a otras, y vendes más.
    Pero eso no significa que tengas que publicar cada mes: Yo conozco el caso de un autor que tiene una serie escrita, tiene cuatro libros de la serie terminados pero NO los publica aún. La razón, según me explicó, es que los libros que publica suelen estar siempre entre los más vendidos de su categoría, y no quiere que sus libros compitan entre ellos. Por esa razón, espera hasta que el último libro publicado caiga por debajo del puesto x, y lanza el siguiente, lo que suele también animar las ventas de los anteriores. En este caso, es una estrategia de marketing no para vender más durante un corto periodo de tiempo, sino para mantener las ventas a largo plazo.
    En resumen, sí es posible escribir un libro en tres semanas. Otra cosa es que quieras publicar un libro cada tres semanas o cada mes. Igual no te conviene.

    1. ¡Hola, Ramón! Gracias por leer y dar tu opinión. Admiro la capacidad que tienes de escribir 16 libros a la vez. Yo no sé si sería capaz de llegar a escribir dos al mismo tiempo, pero más de eso lo dudo porque estoy segura de que en algún punto empiezo a cruzar historias (que quizá resultaría una buena fórmula jaja).
      Todo el truco está en lo que comentas de la disciplina y la meta que uno debe proponerse cumplir sí o sí, para poder publicar con continuidad. Ya luego las publicaciones se pueden organizar de otra manera, como tu mismo lo mencionas.
      Abrazos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *