diario de una escritora

¡Bienvenidos sean todos a esto que he decidido que, a partir de hoy, se llamará Diario de una escritora!

Será un espacio muy mío, para contarles a ustedes cuáles son mis aventuras en este medio literario. Quiero que sea un espacio de relax. Como su título lo indica, un diario en el que me pueda sentir libre de contarles muchas cosas. Claro, eso es lo que quiero, hay que ver cómo sale luego  porque quiero hacer tantas cosas y no encuentro la manera correcta de organizarme.

Me gustaría que este espacio sea también para mis lectores, no solo mis compañeros de pluma que siempre necesitan consejos de escritura. Quiero conectar y atraer a esos lectores que día a día se interesan por leer mis novelas. Es gracias a ellos que me encuentro aquí, haciendo lo que amo y creo que es justo conectar con ustedes, mostrarles mi trabajo desde adentro, compartir cosas especiales como una escena, un relato, una buena noticia que quizá no tenga que ver con el mundo literario  que el cotilleo (chisme) siempre es refrescante ja ja ja.

Pero bueno, en este capítulo piloto de mi nueva serie, —que sí, que va a ser como una serie con todo y sus temporadas— voy a contarles sobre todos esos proyectos que quiero llevar a cabo y que la manifestación de la indecisión en mi vida no me deja aclararme por dónde empezar o qué rechazar y que no.

Hace unos días encontré por internet a una colega de pluma anglosajona que me hizo pensar en varias cosas; además, admiré profundamente su trabajo de organización y quiero seguir todos sus consejos.

Sí, me convertí en su fan y seguiré sus pasos porque sus pensamientos van muy acorde con los míos. Por supuesto, ella ha tenido mil veces más organización y constancia que yo y ha llegado a tener excelentes resultados que sin duda, podría alcanzar yo también si me lo propusiera.

Y es que cuando me trazo una meta, suelo hacerlo en grande. MUY GRANDE.

Oye, que no está mal pensar en grande y visualizar, ya sabes que yo soy fiel creyente del poder de la visualización pero si es cierto que si esas metas te las trazas muy grandes podrían promover un sentimiento terrible como lo es la frustración al ver que haces mucho para llegar allí y sientes que nunca llegas.

Si en vez de eso, me trazara metas un poco más reales y luego hiciera una lista de los pequeños pasos que debería dar para llegar a esa meta, todo sería más sencillo. Además, también sería más constante y vería más —y mejores— resultados.

Basandome en esto ya he empezado a reestructurar mi manera de manejar las redes sociales, la forma en la que publico, los géneros en los que definitivamente quiero escribir, lo que quiero escribir en el blog, lo que quiero compartir de mi trabajo en las redes, las promociones que estoy dispuesta a hacer y todo lo nuevo que quiero agregarle a mi vida de autora.

Tal como me lo enseñó Sarra Canon en este video (está solo en inglés) voy a programar mi vida profesional para los próximos 90 días, teniendo en cuenta que ya me establecí metas grandes a principio de año.

Hasta la fecha, en 2018 llevo publicadas tres novelas de las seis que pensaba publicar este año. Actualmente estoy terminando de escribir la cuarta novela que saldrá en preventa mañana y luego será el turno de la historia que lanzaré en diciembre porque será Navideña.

No voy mal, claro que no. Pero mi meta es publicar cada 60 días y no lo estoy cumpliendo. Por otro lado, me afinco mucho en las promociones de las nuevas novelas, olvidando las viejas y eso no está bien porque se estancan.

El problema está en que me agobio cuando pienso en todo lo que hay que hacer con cada publicación dejando pasar a veces la misma por debajo de la mesa y dándome cuenta, después, que fue un inmenso error hacerlo; como me ocurrió con Mi única inspiración eres tú. El lanzamiento fue totalmente soso y la novela aún pasa desapercibida para los lectores.

Necesito una mejor organización, es definitivo.

Quiero y necesito hacer cosas nuevas.

Tengo tiempo, mucho, pensando en tres cosas que un día de estos acabarán quitándome el sueño si sigo pensando en ellas y no me pongo manos a la obra

  1. Un grupo de lectores en Facebook.
  2. Un canal de YouTube que sea una mezcla entre mi vida, mis gustos y mi carrera como escritora.
  3. Escribir una novela por capítulos.

¿Ya entiendes por qué necesito organizar mi vida al máximo?

Empecé dando un paso al frente con el grupo de Facebook con el que confieso me siento muy cómoda y a cual te invito a unirte pinchando aquí.

El hecho de hacer un grupo de lectores de mis novelas, de mis fans, me creaba ansiedad porque no sabía si sería un error. Un grupo necesita cuidados, atenciones y compartir cosas por fuera del clásico Spam COMPRA MI LIBRO YA. Todavía estoy asentandome en ese lugar. Pero la forma en la que voy interactuando con los participantes y la manera divertida, rápida y entusiasta en la que me responden me animan a continuar.

Todo tiene un pro y un contra.

En el grupo, así como en la lista de suscriptores del blog, comparto información importante de mis novelas antes que en cualquier otro lado, esto es lo que lo hace exclusivo y diferente, sin embargo, me lleva a olvidarme del lugar en el que publiqué estas cosas por años y que es mi Fan Page de Facebook, sin mencionar las demás redes sociales. Es por ello que necesito encontrar un justo balance de información y cosas para compartir que no se repita tanto en todas las redes para no cansar visualmente a quien me sigue en todos lados, incluir también posts de mi día a día e intentar no Spamear de forma mecánica.

Luego tengo el punto dos. Mi canal de YouTube. Actualmente ese canal solo lo uso para publicar los booktrailers de algunos de mis libros, pero quiero probar a grabar videos que, como dije antes, estén relacionados con la escritura y mi vida personal (o una mezcla de la escritura/lectura en mi vida personal) esto no lo tengo muy definido todavía y como esta nueva sección del blog es para expresarme y que tú, lector, te expreses también, te invito a dejarme abajo en los comentarios qué temas te gustaría que grabara para una serie de videos en youtube. ¡Vamos! Te animo a darme ideas .

Por último, pero creo que es el punto más importante de mi lista y el cual me está atormentando a niveles asombrosos, es escribir una novela por capítulos. Necesito probar espacio en Wattpad, siempre he tenido la inquietud de publicar una novela allí. Tengo mi cuenta desde hace mucho tiempo pero solo publico en ella los primeros capítulos de mis novelas que están a la venta en Amazon.  Me da un poco de nervios el tema de lanzarme a la aventura de escribir una novela por capítulos, semana tras semana.

Será un gran reto.

Por otro lado, quiero hacerlo porque la historia que tengo en mente publicar creo que será intensa y muy paranormal así que podría ser divertido escribirla con calma y mucha planificación. Estos personajes (Lorcan y Garret —y otros más —) están invadiendo mis pensamientos más de lo que quiero y ya mismo debo ponerme a trabajar con ellos.

microrrelato stefania gil

Como ven, tengo mucho por hacer y días con tan solo 24 horas de las cuales, por lo menos 8 debo dedicarlas a dormir porque si no, me convierto en persona no grata.

No lo tengo fácil, pero si algo he aprendido en la vida es que NADA es imposible y eso es algo que todos los seres humanos deberíamos recordar a diario.

Nada es imposible.

Todo puede lograrse.

Los límites nos lo ponemos nosotros mismos.

Ahora es tu turno de contarme: ¿Qué te pareció este post? ¿Te animarías a leer mi novela por capítulos desde Wattpad?

Mil gracias por leerme, darme tu opinión y por compartir este post para poder llegar a más personas.

¡Hasta el próximo episodio de este Diario de una escritora!

Compartir en las redes:

2 thoughts on “Diario de una escritora – Episodio 0”

  1. Como siempre, super interesante, Stefanía! Te faltan más horas en el día! Me gustan tus ideas, lo de Youtube, es amplio. Podrías empezar por contar sobre tu día o como organizas tus notas para escribir.

    1. ¡Isabella! ¡Bienvenida! Disculpa la demora en responder a tu comentario 🙂 Me estoy tomando en serio lo de las notas para escribir como un primer vídeo, aunque también podría resultar un vídeo que rompa el hielo respondiendo a preguntas previas que me dejen los lectores. Veamos cómo va saliendo todo.
      Gracias, como siempre, por leer el contenido del blog, compartirlo y darme tu opinión.
      Besos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *