De autor a autor

De autor a autor con Sofía Ortega.

¿Qué tal este segundo día de la semana lectores?

En este #MartesDeEntrevistas destaca la sección #DeAutorAautor con una autora que nos deleita con sus posts día tras día a través de las redes sociales. Se le ve la mayoría de las veces junto a su pequeña hija «mi gordita» como ella la llama de la forma más cariñosa que sea posible. Son el duo dinámico, un complemento que da gusto ver sentadas frente al ordenador; la madre escribiendo, mientras la niña garabatea en una libreta. También se ve a la niña dándole ese toque especial a las fotos que Sofía, mi invitada de hoy, le hace a sus libros para postear como promociones en las redes.

Tiene ese ojo mágico para hacer que la composición quede estupenda y luego la completa con un texto que solo alguien con su sensibilidad puede expresar.

Y es que muchas veces les he comentado la compleja tarea que es #SerMadreYEscritora pero para Sofía Ortega esto resulta ser una etapa que ella está dispuesta a disfrutar al máximo como madre sin perder el norte como escritora; y claro está, que el carácter de su gordita le ayuda a hacerle el proceso más fácil. Cada niño es diferente y demanda atención de diferentes maneras.

En fin, comparto desde hace poco con Sofía en las redes, es muy activa en las mismas no solo publicando sino también comentando posts de otras personas que despiertan su interés.

Es autora de romance. Ya son cinco libros los que tiene publicados y el próximo en ver la luz será «Malditas las rosas» que autopublicará en Amazon en el mes de abril del presente año.

Pasemos a conocerla…

 

¡Sofía! Bienvenida a esta tertulia cibernética De Autor a Autor

¡Hola! Muchas gracias por estar aquí, ¡me hace muchísima ilusión!

 

¿Cómo maneja Sofía el proceso de escritura de una novela? ¿Se deja llevar por las musas o es más de rutina?

Siempre he sido de musas, nunca he seguido horarios; esto me ha perjudicado y me perjudica, porque me olvido de comer y duermo tan poco que, después de semanas, el cansancio pasa factura, pero me encanta escribir así, y, en realidad, no sé hacerlo de otro modo. En mi humilde opinión, no hay que forzar, hay que dejar que fluya libremente. Los peores momentos son cuando mis musas se marchan de vacaciones…

 

¿De dónde salen las ideas para tus novelas? ¿Hay algún ritual previo a la escritura o manía que nos quieras confesar?

Todas de mi cabeza. Voy dando un paseo, estoy viendo una película, estoy jugando con mi hija… no importa cuándo, dónde ni cómo, me surge una escena en la mente y necesito escribir. No tengo ningún ritual, pero, después de iniciar una novela, después de tener claro cómo van a ser los protagonistas, esté en la página diez o en la cincuenta, me pongo como loca a buscar la canción perfecta para ellos, ya sea por la letra o por la melodía en sí; mientras escribo, no escucho música, necesito silencio, pero cuando leo y corrijo sus escenas, sí. Y la repito continuamente en mis oídos durante el tiempo que me dura escribir la novela en cuestión, una única canción, no más.

 

Antes de sentarte a escribir una nueva historia ¿Estableces un límite de tiempo para la organización y documentación?

Soy bastante desastre a la hora de escribir… Comienzo una novela al imaginarme una escena (no suele ser la primera, simplemente una escena), y todo va en función a lo que se me va ocurriendo, a lo que me piden la historia y los personajes. Siempre necesito documentarme, pero lo voy haciendo según lo voy requiriendo. No hago esquemas, ni guiones, ni siquiera escribo en una libreta ideas o descripción de los personajes, nada. Tengo muchas libretas, todas casi vacías… Me encantan las libretas, pero no las utilizo. Mi marido me regaña, me dice que para qué quiero tantas, y tiene razón, ¡pero yo sigo comprándolas! Ahora sí se van llenando, pero porque mi hija garabatea en ellas, mientras yo escribo

 

¿Cuánto puedes tardar en escribir tus novelas? ¿Tienes un mínimo y un máximo de palabras para mantener un patrón en la extensión de tus obras?

Es que yo tengo otro problema aquí… Comienzo una novela, la termino según me lo exige la historia, y siempre hay algún personaje secundario que me suplica un final feliz… Y comienzo una segunda, a veces una tercera, y más… No sé escribir novelas independientes, todo lo que tengo son trilogías, bilogías y una saga de cinco libros. La primera siempre marca el patrón, con las siguientes intento hacerlas parecidas en cuanto al número de páginas, me da la sensación de que así será coherente, a veces me paso, y nunca hago menos que las anteriores.

En cuanto a lo que tardo en escribir: antes de ser mamá, en un mes, o menos, escribía una novela; ahora, desde que soy mamá, tardo un mes y medio o dos meses. Y me pongo muy nerviosa, ¡mi mente va siempre mucho más rápido que mis manos!

 

Hablemos de escritura y maternidad. ¿Cómo lo llevas? ¿Cómo logras desempeñarte en esas dos áreas? ¿Te organizas de forma metódica o simplemente lo dejas al azar? ¿Qué consejo les darías a todas esas madres y escritoras que nos leen en este momento?

Los primeros seis meses de vida de mi gordita los dediqué por enteros a ella, las veinticuatro horas del día. Ella me necesitaba a mí y yo, a ella. A partir de sus seis meses, empecé a necesitar volver a escribir, así que escribía en sus horas de siesta y por la noche un rato hasta que me entraba el sueño. Y desde hace un par de meses, puedo escribir con ella frente al ordenador. Es muy inquieta, de hecho, es hiperactiva, pero yo no sé qué tendrá sentarse conmigo que puedo estar escribiendo diez minutos o dos horas tranquilamente mientras ella garabatea en mis libretas, o juega con los lápices de colores, escuchando las dos canciones de animales de fondo o con Mickey Mouse en la tele.

Mi prioridad es ella, el resto es secundario. No la llevo a la guarde, no quise, son tres años, sus primeros tres años, y el tiempo pasa volando, quería disfrutar de estos tres años, que luego se hacen mayores y les da vergüenza que los beses o los abrazases delante de sus amigos… No quiero perderme nada.

Y soy muy afortunada. Mi gordita es muy nerviosa, igualita que su padre, pero es muy obediente, duerme sus diez horas diarias del tirón, más dos horas de siesta, sin despertarse y desde que tenía siete días de vida, y adonde voy yo, viene conmigo. Escribo con ella y sin ella, y jugamos, y aprendemos las dos, la una de la otra, todos los días. Con ella sigo horarios y rutinas, lo que nunca he hecho conmigo, lo hago ahora, por ella y con ella, desde que soy mamá. Antes no me organizaba, antes era un desastre, un caos, y me encantaba mi caos y mi desorden, me entendía a mí misma y era feliz; ahora mi vida es otra y también me encanta, a pesar de los momentos de bajón, a pesar del estrés, de las preocupaciones… Creo que todo es evolucionar, que todo es avanzar; y, cuando una escritora es madre debe aprender a priorizar, a crearse listas para organizarse la semana en la agenda. Víctor Hugo dijo una frase muy cierta: “debes cambiar tus hojas, pero mantener intactas tus raíces”. Ahora escribo menos, ahora me dedico menos tiempo a mí. ¿Me gustaría escribir más? Sí, claro que sí, pero no me importa hacerlo menos ahora, ya vendrá otra época en la que escriba más; ahora tengo a mi gordita, y esto no lo cambio por nada.

 

Cierto o Falso: «La escritura y la lectura van de la mano» ¿Tú que crees? ¿Cuál es tu media de lectura al año y cuáles son tus géneros favoritos?

Mi género favorito desde hace doce años es el romántico (histórico y contemporáneo), aunque me gusta también la novela negra y la narrativa, pero mucho menos que el romance. Y la verdad es que nunca he contado los libros que leo al año. Cuando escribo o corrijo mis novelas, no puedo leer, soy incapaz, es que ni me lo replanteo, sé que no me voy a enterar de nada, tengo la mente enfocada en mis propias historias. Pero leo muchísimo, puedo ir a libro por día como me enganchen, aunque no duerma. Y la lectura, además de evadirme de la realidad y permitirme soñar, va unida a la escritura. Leer es cultura y escribir es cultura. Van de la mano, por supuesto. Siempre he pensado que un buen escritor es un magnífico lector.

 

¿Alguna vez te has encontrado al famoso «Bloqueo del escritor»? Si es así, ¿cómo lo superaste? ¿Crees que la rutina y organización de la escritura ayuda a que este bloqueo no aparezca?

Por desgracia, sí. La nueva novela que voy a publicar el próximo 17 de abril, “Malditas las rosas”, ha sido la única con la que he padecido el “bloqueo del escritor”. En los dos últimos años la he retomado cinco veces en total hasta que la terminé el mes pasado. No me había pasado nunca hasta ahora: no ser capaz de escribir una mísera letra, pero tener el final de la historia en mi cabeza y no poder llegar a ello. Horrible, en serio, ¡horrible! Me entró el pánico. Mientras me leía lo que llevaba escrito para retomarla y poder terminarla, el miedo crecía con cada página que pasaba, pensando todo el rato que cuando me sentara frente al ordenador no me saldría una palabra. Y me equivoqué. Me senté y mis dedos se movieron por el teclado como si no hubiesen transcurrido meses desde la última vez. Y me senté porque ya había avisado por las redes sociales de que publicaría en abril esta novela, si no, creo que hoy la tendría sin acabar, esa presión me incitó a luchar contra el bloqueo. Con esto quiero decir que el miedo hay que enfrentarlo para poder vencerlo, aunque nos cueste. Hay que intentarlo una y otra vez hasta hacer desaparecer ese odioso bloqueo. No soy de seguir rutinas, hay meses que no escribo porque no tengo a mis musas, o meses que no hago otra cosa que escribir porque estoy muy inspirada, pero, cuando hay bloqueo, hay que sentarse todos los días hasta acabar con el bloqueo aunque estemos mirando la hoja en blanco durante días, me he dado cuenta de ello al sufrirlo…

 

En tu experiencia con las redes sociales, ¿qué recomendación podrías darnos para hacer promociones de nuestras novelas en las redes?

Esto es súper complicado… Sin embargo, creo que, más que publicitar nuestras novelas, debemos darnos a conocer nosotros, los escritores. Con esto me refiero a que debemos ser cercanos, no limitarnos únicamente a hacer promos de las novelas, eso sería bastante frío y aburrido. Una editora me dijo una vez que nunca dejara de ser yo misma, ni siquiera en las redes sociales, y creo que esto es muy importante, que cada cosa que pongas tenga tu sello, y que transmitas que, por encima de ser escritor, eres persona.

 

¿Qué es lo más difícil de ser escritor?

Llegar al lector… Para mí, esto es dificilísimo, sobre todo si eres autopublicado y desconocido, como es mi caso. No obstante, la vida me va demostrando cada día que nada es imposible…

 

Un consejo para todos los que se inician en el camino de la escritura.

Que no dejen de luchar por su sueño y disfruten de todo, lo bueno y lo malo. Los momentos de bajón son muy numerosos, pero nadie dijo que la vida sería sencilla, y eso sería muy aburrido, ¿no?

Cuéntanos algo sobre tu último libro. ¿Algún adelanto sobre futuras publicaciones?

Pues ahora mismo estoy que no estoy… “Malditas las rosas” saldrá a la venta el próximo 17 de abril. Ya está corregida, pero la he dejado reposar. Dentro de unos días la sacaré del cajón para hacer la última revisión. Y no puedo leer ni escribir ahora mismo, es como si estuviera en “pausa”. En septiembre o en octubre, todavía no lo sé seguro, saldrá la segunda parte, ya empecé a escribirla. Puede que esté mal decirlo, pero “Malditas las rosas” es una historia preciosa, con un malo malísimo, con unos protagonistas imperfectos, con unos personajes secundarios que enternecen, divierten y ponen los pelos de punta, con una intriga que, según mis tres lectoras cero, te mantiene en vilo hasta el final y que cuenta la pasión que se desata a raíz de un flechazo entre dos personas totalmente distintas, pero totalmente complementarias. Yo no creía en los flechazos, hasta que conocí a Martín y a Helena…

 

Sofía, mil gracias por concederme esta entrevista, te deseo mucho éxito en tus publicaciones

¡Gracias a ti, por supuesto! ¡Ha sido un verdadero placer! ¡Te deseo todo el éxito del mundo también a ti, compañera!

 

¿Qué te pareció esta entrevista? ¿Te resultan útiles las experiencias de Sofía?

Recuerda que puedes dejar tu opinión abajo en la caja de los comentarios.

Mil gracias por leer, comentar y compartir en las redes este post.

Compartir en las redes:
Tagged , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *