De autor a autor

De autor a autor con Mercedes Pinto Maldonado.

Hola a todos.

Espero se encuentren muy bien.

Hoy traigo otra fenomenal entrevista a una escritora con la que tuve el honor de compartir mesa redonda en el evento organizado por Amazon KDP hace unos meses en la ciudad de Málaga.

Nada más y nada menos que Mercedes Pinto Maldonado. 

Vaya sorpresa que me llevé cuando me dijeron que compartiría mesa con ella. Es de estas autoras que admiras por lo lejos que han llegado con mucho esfuerzo y sin ponerle zancadillas a nadie. Más bien, es al contrario. Mercedes siempre comparte y apoya el trabajo de sus colegas y eso es algo que se agradece. Así que éramos colegas virtuales sin saber que vivíamos en la misma ciudad.

Sí. No lo sabíamos. Nos enteramos con el evento.

La pasamos muy bien, fue una estupenda experiencia y quedamos en organizar algo informal con sus lectores y los míos en el futuro. Quizá un café, un chocolate, una cerveza o un helado  todo depende de la temporada; la idea es compartir un rato literario relajado.

Ya se verá más adelante.

Mercedes es de Granada pero tiene muchos años viviendo en Málaga.

Su relación con la escritura empezó siendo apenas una niña, para atender a la necesidad de darle salida a todo aquello que se imaginaba. Empezó escribiendo cuentos y algunos versos en un diario, en aquel momento, para Mercedes no era una preocupación que, algún día, sus líneas pudieran ser leídas porque ella no quería ser escritora, solo quería escribir.

Más adelante empezó a compaginar la escritura con su afición por la pintura, dejando en claro su atracción por las expresiones artísticas. Sin embargo, cuando conoció a su actual esposo quien es médico, Mercedes decidió que para estar más cerca de él, lo ideal sería matricularse en la facultad de Medicina. ¡Lo que uno hace por amor!

Por fortuna para sus futuros pacientes, Mercedes descubrió que no estaba en ella el estudio del cuerpo humano y lo dejó para retomar su vena artística y empezar a ganarse la vida pintando retratos al óleo y luego se dedicó a la actividad que la llena por completo que no es otra que la escritura.

Como dirían en Venezuela: «Lo que es del cura, va pa´ la iglesia»

Cuando en nuestro destino está el «ser» algo o «hacer» algo, no hay poder supremo que nos separe de ese camino. Tarde o temprano lo transitaremos.

Así, Mercedes ha construido desde 2012 un currículo impecable y exitoso de novelas que la convierten en una escritora de Bestsellers.

Ha sido publicada con editorial y también autopublicada. En 2015 su novela «Cartas a una extraña» figuró como finalista en el segundo Concurso Indie organizado por Amazon y además, esta novela obtuvo la mención de «más vendida» en el género romántico dentro de dicho concurso.

Maldita, Pretérito Imperfecto, Hijos de Atenea, Cartas a una extraña, Mensajes desde el lago, Una de las tres y Melodía para un forense son algunas de sus obras más reconocidas.

Y ya sin extenderme más vamos a lo que nos corresponde.

 

¡Hola Mercedes! Bienvenida a este espacio en el que pretendo desvelar —un poco— tu manera de proceder al momento de escribir.

Para mí ha sido una grata sorpresa que pensaras en mí para entrevistarme en tu página. Es un placer estar aquí.

 

Algo que siempre se preguntan los escritores noveles es si hay que dejar influenciarse por las musas y trabajar al ritmo de ellas o hay que establecer una rutina. ¿Tú qué opinas de esto? ¿Tienes una rutina? ¿Cuál es?

No creo en las musas, nunca las vi ni las sentí. Pienso que no hay forma más inspiradora de trabajar que ponerse a ello, en muchas ocasiones se trata de dar un paseo y despejarse, o de leer un buen rato alguna obra que nos ayude a salir de los atascos, que todos los tenemos; pero todo esto forma parte del período creativo. Lo de esperar a que aparezcan las musas haciendo nada no me parece la opción más acertada. Como tampoco debemos ser esclavos de la rutina, aunque yo procuro ajustarme a cierta disciplina para no dispersarme demasiado. Como ves, no es más que una cuestión de imaginación, trabajo, equilibrio y sensatez.

 

Basándonos en tu trayectoria de publicación en la que has podido trabajar con editoriales y también publicar de manera independiente, ¿Cuál es tu opinión sobre ambas publicaciones? ¿Cuál recomendarías —y ¿por qué?— a alguien que empieza a recorrer este camino?

Sobre este tema podría hablar largo y tendido, pero intentaré resumir para no aburrir a tus seguidores. En este momento publicar con editoriales que tengan cierto nivel, además de casi imposible, es una opción que no aporta más que decepciones y quebraderos de cabeza. Por supuesto, hablo en general, ya sabemos que hay autores tocados por la suerte, pero muy, muy pocos. La mayoría de los que se empecinan en este tipo de publicación serán parte de una gran masa de la que será imposible sacar la cabeza. Por muchas razones, pero principalmente porque las editoriales siguen una política anticuada y latifundista en la ellos son los absolutos amos y los autores sus fieles servidores. Estamos en el 2018, las tecnologías han abierto las puertas al mundo y el camino del autoeditado es amplio y prometedor.

Por supuesto, aconsejo a los escritores que dejen de mendigar a los amos y emprendan su propia aventura. Será dura, pero real y suya.

Y, desde luego, espero y deseo que autores y editoriales vuelvan cuanto antes al entendimiento porque ambos nos necesitamos.

 

Cada escritor tiene su proceso previo a escribir una nueva historia. Las ideas que van llegando —entre otras cosas— hay que organizarlas. Según esto, ¿Cómo desarrollas tus historias y cuánto tiempo dedicas a la documentación que precede a la escritura?

Antes de comenzar una historia no escatimo en tiempo a la hora de recopilar información, de todo tipo, dependiendo del género y lo que demande la novela. Elaboro un esquema básico del argumento, hago fichas de los personajes principales, visito los lugares o veo todo tipo de documentales sobre ellos si no puedo viajar, organizo los capítulos, escribo el final… Después, durante la escritura, no me duelen prendas en cambiar lo que sea necesario, pero el andamiaje básico es mi guía y suele sobrevivir intacto.

 

Se comenta que una estación climática es un buen tiempo para escribir una novela. Sin embargo, hay muchas técnicas que aseguran que en un mes se puede escribir una novela. Creo que todo va en la extensión de la novela y tiempo que el escritor tenga disponible. ¿Cuál es la extensión de palabras que usualmente conforman tus novelas y cuánto tiempo tardas en escribir una historia entera?

Tú lo has dicho, depende de la extensión que demande la obra y del tiempo del que disponga en esos momentos. Normalmente paso largas temporadas dedicada en exclusividad a escribir, de manera que una historia de 100.00 palabras, por poner un ejemplo, a la que dedico 10 horas diarias, suele estar escrita y corregida en seis o siete meses. Dedico mi vida a escribir, menos el tiempo que le dedico a la familia, así que me resulta fácil publicar una o dos obras al año.

 

Casi todos coincidimos en que, para ser escritor, hay que ser lector. ¿Cuál es tu media de lectura al año y cuáles son tus géneros favoritos?

Sí, para un escritor leer es fundamental. Yo he leído y leo muchísimo, aunque reconozco que desde que me dedico a escribir como profesión tengo menos tiempo. Actualmente, suelo leer dos o tres obras al mes, no parece gran cosa, pero la verdad es que también leo bastantes relatos y artículos en la red.

Mis géneros preferidos son los thrillers con un toque romántico, pero puedo disfrutar cualquier novela que consiga engancharme. También me gusta mucho la literatura alemana y nórdica, los clásicos o releer libros que en su momento me impactaron. Hace unos días terminé Los miserables.

 

¿Alguna vez te ha tocado padecer el famoso «Bloqueo del escritor»? ¿Cómo lo superaste? ¿Crees que la rutina y organización de escritura ayuda a que este bloqueo no aparezca?

No, la verdad que lo que se dice bloqueada no recuerdo haber estado nunca. Otra cosa es que alguna escena se me resista, o que necesite un tiempo para pensar en algunos textos antes de escribirlos. Pero yo no lo considero un bloqueo, sino parte del proceso creativo. Un paseo o un tiempo para pensar antes de continuar es la mejor solución.

 

Sabemos que después de escribir, editar, maquetar, etc. toca promocionar en las redes sociales porque nadie va a saber que tu obra está ahí si no lo comunicas. Tienes alguna recomendación para la promoción de las obras en las redes.

Yo aconsejo usar todas las redes posibles, porque en todas partes hay lectores. Pero es importante la constancia, la originalidad, preparar bien las publicaciones y no quemar a tus seguidores poniendo una y otra vez la misma portada. Es primordial elaborar banners y textos sugerentes, así como tener un blog con contenidos de interés literario.

Algo que también debe tenerse en cuenta es a qué tipo de seguidor quieres convencer. Quiero decir que si el autor asoma a las redes solo para contar naderías de su vida privada probablemente se rodeará de un tipo de lector muy distinto al que tendrá un escritor que se esfuerza en dar contenidos literarios sustanciosos. No debemos olvidar que hoy día el sello editorial del escritor, autopublicado o no, es su propio nombre, que asociarán a su perfil en las redes.

La promoción es un trabajo arduo. Al principio puede parecer que no se avanza, pero con paciencia los lectores comienzan a conocerte y seguirte.

 

¿Qué crees que es lo más difícil de ser escritor?

Sin lugar a dudas esos años en los que luchas para que te tomen en serio y te vean como un profesional. También es dura la promoción, la corrección… todo lo que está al margen del proceso creativo. Los que nos sentimos escritores sabemos que una vez que salimos de la catarsis que supone plasmar en el papel lo que dicta la imaginación, el período de felicidad ha terminado y llega el trabajo.

 

Desde tu experiencia, qué consejo te gustaría darle a todos los que se inician en el camino de la escritura.

Eso es sencillo, que no dejen de leer y escribir, que pulan sus textos hasta la extenuación y cuando estén seguros de que tienen algo distinto y con garra que contar, que no esperen a que nadie les dé permiso para publicar, porque podrían pasar años.

 

Por último, cuéntanos algo sobre tu última publicación. ¿Algún adelanto sobre lo que piensas publicar este año?

Mi última obra publicada es Melodía para un forense, salió al mercado hace un mes. Es una novela negra por momentos desgarradora, con escenas bastante bestias en el sentido psicológico. La verdad es que está entre las más vendidas desde los primeros días y tiene excelentes críticas por el momento.

Y, claro, escribiendo otra, en esta ocasión es la vida de una lectora empedernida que un buen día se da cuenta de que la novela que tiene entre manos es su propia historia y que el autor la está manipulando. Creo que esta me costará más tiempo del que pensaba, pero no hay prisa.

 

Mercedes, mil gracias por haber accedido a esta entrevista. Espero que podamos seguir en contacto en un futuro próximo. Mucho éxito en tus nuevos proyectos.

No, millones de gracias a ti por darme esta oportunidad. También te deseo todos los éxitos en tu carrera. Y déjame dar también las gracias a tus seguidores por llegar a esta última línea.

 

Espero que hayas disfrutado de esta entrevista y que te haya sido de utilidad.

Recuerda que puedes dejar tus preguntas, saludos y opiniones en la caja de comentario más abajo. 

¡Hasta la próxima!

Compartir en las redes:
Tagged , , , , , , , , , ,

2 thoughts on “De autor a autor con Mercedes Pinto Maldonado.

  1. Hola, interesantes argumentos:

    Las editoriales tradicionales no sólo son latifundistas de la edad media; sino expertas explotadoras de autores. Es ridículo lo que pagan por derechos de una novela, y se apropian del talento de los escritores. Por eso es que los mismos nunca vive de sus libros. La mayoría tienen que buscar trabajos alternativos para sobrevivir. Gabriel García Marques dijo: “Yo nunca vive de mis libros hasta que me convertí en premio nobel”.

    En los países latinos se lee poco. No así en Inglaterra, Francia, Holanda, Japón, China, Rusia donde se lee masivamente. Un autor exitoso allá es una verdadera estrella. Les dan adelantos millonarios cuando escriben un best seller.

    “El bloqueo del escritor”, es un cliché muy en boga. Más bien es pereza mental o miedo al fracaso o incluso al éxito. La creatividad e imaginación no tienen cortapisas. Las neuronas no interrumpen nunca su caudal de información.

    Muy buena entrevista.

    1. ¡Hola José! Muchas gracias por pasar a leer en el blog. Muy buen análisis al tema del bloqueo del escritor 🙂
      Con respecto a lo de las editoriales, pues esperemos que el panorama para los escritores hispanos mejore. Me alegra saber que la entrevista fue de tu agrado y espero que el contenido del blog en general te sea de gran utilidad.
      Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *