¡Hello Lectores!

Hoy es #MartesDeEntrevistas y tengo el gusto de tener de invitada a una autora autopublicada con la que comparto mucho en las redes y además, somos compañeras de equipo en la revista Amore Magazine y en un nuevo proyecto del que estaremos hablando muy pronto .

Isabella es latinoamericana, madre de tres, esposa y trabaja como docente desde hace más de quince años con adolescentes y jóvenes.

Afirma que desde niña la lectura ha sido una actividad de disfrute y relajación para ella. Es una voraz consumidora de novelas románticas, thrillers, ciencia ficción, entre otros.

Posee recuerdos de ir con varios libros rumbo a la biblioteca de la ciudad en la que vivía y cambiarlos para tener «lectura fresca» para la tarde.

Hoy en día, los libros digitales se han agregado en su vida dándole la maravillosa posibilidad de tener una biblioteca a disposición las 24 horas del día.

Escribe desde que tiene memoria, sin embargo, no lo hizo público hasta 2016 cuando publicó su primera novela Corazones migrantes, novela que se mantuvo por varios meses en los tops de romance y suspenso de Amazon.

Las novelas románticas la llevan a un mundo de ensueño donde todo es posible y donde la principal emoción de los humanos, el AMOR, reina. Pero todas las pasiones se entrelazan y las variedades y posibilidades son infinitas.

 

¡Isabella! ¡Un gustazo tenerte el blog para entrevistarte!

El placer es todo mío, Stefania. Muchas gracias por la invitación a presentarme en tu rincón virtual. La oportunidad de que los lectores me conozcan y de conocer a los colegas en las entrevistas de tu blog siempre es de agradecer.

 

 ¿Cómo es tu proceso de escritura? ¿Eres de musas o de rutinas?

Digamos que es una combinación de ambos. Cuando la idea surge, las musas le prestan alas y hago todo un trabajo de planificación y estructuración sobre esas primeras imágenes mentales. Luego, la rutina es esencial para el desarrollo. Cuando escribo, mi cabeza vuela libre y me proyecta a mundos a los que puedo dar la dirección y el sentido que quiero. Pero es el trabajo disciplinado el que pule y el que me hace escribir aun cuando las ganas flaqueen.

 

¿Cómo nacen las ideas para tus novelas? ¿Alguna manía de escritor que nos quieras confesar?

Las ideas surgen del día a día. El mundo es una constante fuente de inspiración, por todos lados. Estoy muy atenta siempre a la prensa, a los blogs, a los comentarios, porque me gusta estar informada y en cada uno puede haber una preciosa historia con potencial para ser desgranada. A veces un gesto, una persona, un diálogo, son insumos para las historias que se están escribiendo. Escribir te vuelve más observadora del otro, de sus reacciones, de sus impulsos, de sus actitudes.

 

¿Estableces un límite de tiempo para la documentación de una novela?

 Todo depende del tema. Hay situaciones, contextos, que requieren mayor atención y cuidado pues la verosimilitud es necesaria. Esto es básico en la novela histórica, por ejemplo, pero también en la contemporánea si se la problematiza y ubica bien, como me gusta. A mí me encanta imaginar historias, pero el contexto en el que escribo es muy ajustado. Si escribo sobre la cultura tuareg, busco su origen, sus costumbres, su idioma, nombres, ropa, joyería, problemas, lo que te imagines. No se sabe cuándo un dato de esos es necesario en la historia. Hay investigación previa y surgen elementos para buscar durante el proceso creativo.

 

Eres madre de tres niños, y los que compartimos maternidad/paternidad con escritura y otras actividades sabemos lo difícil que es buscar que todo nos cuadre en el momento que queremos para poder escribir y cumplir con todas las responsabilidades que tenemos en el día a día. Yo me muero por saber ¿Cómo lo haces? ¿Tienes algún consejo o tip que quieras compartir con otras madres que están en tu misma condición?

Cuando eres madre, te conviertes en alguien que hace miles de cosas a la vez. Los emergentes son constantes, por tanto organizarse es básico. Implica aprovechar los huecos que por alguna extraña razón no se llenan de gritos y mimos. Para ello, hay que buscar estrategias. En esta etapa de mi vida, establezco las líneas esenciales de la historia, luego día a día hago una guía del capítulo que quiero escribir y entonces, grabo. Es mucho más rápido. El fin de semana, cuando obtengo la ayuda extra de mi esposo, me ubico tranquila varias horas y corrijo, agrego, disfruto del proceso creativo.

 

¿Cuánto te tardas en escribir tus novelas? ¿Tienes un mínimo y un máximo de palabras para mantener un patrón en la extensión de tus obras?

En estos momentos, en cuatro meses puedo escribir una historia que alcance las sesenta o setenta mil palabras. No soy de historias muy largas, así como no me gusta leer esas novelas interminables. Al editar y corregir, muchas veces recorto y suprimo lo que me parece repetido y superfluo, no me atraen las vueltas y recovecos innecesarios, que solo se ubican por el afán de alargar. Esto no implica sacrificar profundidad ni complejidad, que si procuro exista en mis historias y personajes.

 

¿La escritura y la lectura van de la mano? ¿Cuál es tu media de lectura al año y cuáles son tus géneros favoritos?

Van de la mano, por supuesto. Al escribir, leer tiene otros intereses, además. Conocer otros estilos, otros enfoques, formas de narrar. Tengo la fortuna de haber crecido en un hogar donde ambos padres leían y mucho. Menos obras clásicas, de todo. Y eso genera una necesidad y un gusto que se mantiene en el tiempo. Hoy día, leo thrillers, novela romántica, ficción histórica, pero con los tiempos de los que dispongo. Soy docente y me implica estar al día en mi especialidad, así que los libros históricos ocupan un tiempo interesante. Si llego a leer veinte libros extras, me considero afortunada. El tiempo de vacaciones se disfruta extra y ahí devoro dos o tres por semana, como una adicta que ha pasado tiempo sin su droga.

 

¿Qué me dices del «Bloqueo del escritor»? ¿Lo has padecido? Si es así, cuéntanos ¿Cómo lo superaste? ¿Crees que la rutina y organización de la escritura ayuda a que este bloqueo no aparezca?

No he sufrido el bloqueo, porque creo que la rutina lo pospone. Si uno tiene la idea, la organiza, la mastica, la cuida y la mima, todo fluye. Ahora, hay momentos en que se debe dejar reposar la historia, porque los personajes o la trama piden un cambio, aire, escapar del corsé del esquema. Ahí, la dejo unos días y va tomando forma en la cabeza, buscando su vuelta natural. Cuando esta surge, el proceso sigue. También debo aclarar que no escribo cuando estoy cansada, agotada o enojada, cuando sé que no vale la pena porque no ha sido un buen día.

 

Según tu experiencia en las redes sociales, ¿nos podrías dar alguna recomendación para hacer promoción de las novelas en las redes?

Es fundamental para un autor autopublicado dar a conocer la obra para llegar a los lectores, para que accedan a ella, que es el objetivo de todo escritor. Hoy día, un blog, una cuenta de Facebook, Twitter, Instagram, son vehículos promocionales que debemos gestionar con solvencia, aunque no nos guste mucho. Enseñar la portada, fragmentos, links a los portales de venta, sorteos, acceder a grupos de lectura. No se trata de mendigar, es hacer promoción válida y útil, y nadie la hará mejor o por nosotros. Somos nuestros propios agentes, como he leído por allí, los CEO de nuestra propia empresa. Hay sitios web donde puedes programar tus tweets o publicaciones en Instagram o Facebook por anticipado por varios días si no puedes hacerlo a diario. Es cuestión de investigar y buscar. Algo que se encontrará en las redes es solidaridad, si la promueves, con colegas que están en el mismo camino y te irán allanando caminos y contando sus experiencias. Hay que tener humildad para escuchar y leer.

 

Lo más difícil de ser escritor es…

Para un autopublicado, poder cumplir todo el proceso de escritura, corrección, edición, promoción, sin que algo se quede de lado o retrase. Todo tiene que tener sus tiempos y evitar la ansiedad por publicar es fundamental. Los lectores merecen una historia sin fisuras, bella, prolija. Los escritores nos debemos a nuestros lectores y a nosotros mismos, debemos estar orgullosos de entregar una novela de calidad. La trama podrá gustar o no y eso nos trasciende, porque la lectura tiene eso de individual y personal que hace que a algunos les encante tu obra y para otros sea del montón. Pero no puede haber quejas por la calidad.

 

Basándote en tu experiencia, qué consejo te gustaría darles a todos los que se inician en el camino de la escritura.

Paciencia, trabajo diario y duro, rutina. Este no es un camino con atajos para encarar buscando éxitos inmediatos, millones y luminarias. Claro que hay quienes lo logran y está fantástico, lo que es un estímulo. Hay muchas satisfacciones y algunas decepciones, como todo proceso en la vida. Pero si escribir es lo que interesa y lo que forma parte de la pasión, no habrá decepciones.

 

Cuéntanos algo sobre tu último libro. ¿Algún adelanto sobre futuras publicaciones?

Mi novela “Asmina, amores y pasiones de una esclava” se publica en abril. Es una ficción histórica ambientada en Brasil del siglo XVIII, y desarrolla la historia de una mujer traída de África y sus vicisitudes en las fazendas de café. Es una precuela de mi novela de 2017, Crueles Cadenas, en la que el personaje de Asmina aparecía como una voz del pasado.

Tengo intenciones de publicar además dos historias más en 2018, la primera de las cuales ya tengo esquematizada y pretendo esté pronta en julio.

 

Isabella, muchísimas gracias por concederme esta entrevista y que sigas teniendo mucho éxito en tu carrera literaria.

Mil gracias por la entrevista, Stefania. Me encanta tu trabajo en el blog y ni que hablar de tus novelas. Encantada además por nuestro trabajo conjunto en Amore Magazine y en otros emprendimientos que podamos encarar para darle más alas a la novela romántica.

 

Espero que hayan disfrutado de esta entrevista. 

Recuerda que puedes dejar tu opinión, preguntas y sugerencias en la caja de los comentarios más abajo.

Gracias por leer, comentar y compartir en las redes este post.

Compartir en las redes:

2 thoughts on “De autor a autor con Isabella Abad.”

  1. Stefanía, gracias de nuevo por la oportunidad. Un placer.
    ¡Haces un gran trabajo de apoyo a los escritores, además de escribir genial!

    1. ¡Isabella! Muchas gracias a ti por el ánimo en participar en esta sección y espero poder seguir generando mucho contenido que nos ayude a todos 😉
      ¡Una abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *