¡Espero se encuentren bien!

¿Qué tal va la semana? La mía, estupenda, aunque me falta tiempo, así que si a alguien le sobra que, por favor, me done un poco a ver si logro ponerme al día con todas las cosas que tengo pendientes.

Tal como les he venido comentando en estos días de nuevas publicaciones, los jueves serán días de posts de interés para ustedes; también de anuncios importantes míos como los lanzamientos y/o preventas, por ejemplo.

No me desvío más, que el tema de hoy es largo.

La semana pasada les escribí la primera parte del súper extendido post titulado Construye una sólida marca de autor y en ese post hablé de la importancia de la marca de autor y cómo hacer para empezar a trabajar en ella. Allí nombré solo tres de las redes sociales más importantes: Facebook, Twitter y Periscope.

Hoy sigo adelante con la segunda parte de este post pero hablando de LinkedIn, Instagram, Pinterest y Snapchat.

Que no cunda el pánico que se puede con todo.

Recuerda siempre que la palabra clave es O R G A N I Z A C I Ó N

Entonces, la semana pasada les decía que al ser el CEO de tu marca personal, tienes que encargarte de muchas cosas tu solo —a menos que tengas a alguien en quien delegar ciertas responsabilidades— y que sí, a veces es cierto que nos sentimos abrumados por la carga de trabajo porque ojalá esto de ser escritor independiente fuese solo sentarse a escribir y ya está.

Pero no es así.

Establecer prioridades está muy bien, pero el crecimiento de tu marca personal no puedes dejarlo aparcado en el último lugar de esa lista porque entonces no te vas a dar a conocer como escritor. Clic para tuitear

Quieras o no, este punto debería ser el segundo en esa lista.

El primero es escribir, sin duda. Pero lo siguiente es encargarte poco a poco, y todos los días, de tu marca personal en las redes sociales para que vayas creando audiencia y finalmente consigas lo que tanto queremos: Lectores fieles.

Empecemos con una red que es importantísima y de la que todos se olvidan:

 

LinkedIn

LinkedIn es una red social lanzada en 2003 que está orientada a relaciones comerciales y profesionales y es por ello que aquí encontraras a empresas y profesionales que buscan promocionarse, hacer negocios y por supuesto hacer networking.

Es la mayor red profesional del mundo que ha ayudado a investigar información de usuarios y/o empresas; ha ayudado a recuperar viejos contactos que se podían haber perdido con el tiempo y ha ayudado a crear una red de contactos con personas que pueden convertirse en potenciales clientes o ejercer algún tipo de influencia favorable en tu carrera o negocio.

Para estar en esta red, tienes que registrarte de forma gratuita y rellenar todos los datos necesarios «profesionales» tal cual como harías en un CV.

Te darás cuenta de que luego, la plataforma te hará sugerencias para que «conectes» con gente que está relacionada con tu campo.

Podrías decirme: «¿Para qué quiero tener mi currículo ahí?»

Te respondo: Porque vas a crear red con otras personas y porque también te va a ayudar a compartir y ver contenido que quizá no encuentras en otras redes.

Volverás a decirme: «Vale, y ¿cómo hago un CV para une escritor en esta red?»

Te respondo: No es difícil y te propongo que revises varios antes de hacer el tuyo. Te dejo el mío para que le eches un ojo CV Stefania Gil

En la barra de búsqueda puedes colocar: escritor independiente y allí vas a tener ejemplos de sobra.

Y si quieres conocer más a fondo sobre esta red te dejo el enlace del post escrito por Ciudadano 2.0 que está súper útil.

¿Qué podemos hacer en LinkedIn?

Esta red acepta publicar posts de contenido útil aunque estos sean largos. Es decir, si no tienes un blog, puedes publicar esos posts allí en LinkedIn y en caso de que sí tengas un blog en el que compartas tu experiencia en el medio o posts de utilidad, entonces puedes compartir allí el enlace.

LinkedIn compartirá tu publicación en tu perfil, así como en el feed de noticias principal, permitiendo que tus posts sean vistos por tus seguidores y por la comunidad de LinkedIn.

Esta red es muy importante, tanto como cualquier otra, así que te recomiendo que si te tomas en serio abrir un perfil aquí pienses en que lo vas a tener que actualizar cada vez que sea necesario. Actualízalo con documentos, habilidades, imágenes, presentaciones, sé original.

Lo importante es que se vea que tu perfil se mantiene al día.

Recuerda que tienes que crear un lugar interesante y visual para que te conozcan a ti y a tu trabajo.

Ahora le damos paso a una de mis redes favoritas:

 

Instagram.

Aquí todo es más fácil y esta red social es ampliamente conocida así que no tengo que explicar mucho de ella más que es un lugar fantástico para la creatividad y la inspiración.

Al ser una red de imágenes es muy visual y por ello el trabajo aquí es un poco diferente.

Aquí vamos.

En Instagram solo tienes espacio para un enlace activo y está en la sección para colocar tus datos de perfil o la BIO como se le conoce en dicha red.

Como sabrás, en los posts que haces no tienes la opción a enlaces porque a Instagram no le interesa redireccionar a tu público para tu web o página de ventas. Con esto quieren que te esfuerces en construir y hacer crecer tu marca y tu comunidad de seguidores a través de una composición de imágenes.

Lo bueno de ese único enlace que tienes, es que lo puedes cambiar cada vez que quieras para que la gente visite lo que te interesa en el momento. De ahí que sea un clásico que veas en los posts de las personas a las que sigues «Link en BIO». No olvides nunca aclarar en donde está el enlace en el post que desees. Si no lo indicas, la gente no sabe si lo encontrarán allí o no y puede ser que pierdas visitas/compras porque no se lo estás aclarando y a ellos les da pereza buscar.

Lo normal es que lo tengas dirigido a tu web o blog. O como en mi caso, que lo tengo dirigido a mi página de autor de Amazon. Lo hice con relinks.me así ese enlace universal va a redirigir al usuario a la página de Amazon que le corresponda según su país de residencia.

Recuerda: mientras más fácil se lo pongas a los lectores más probabilidades tienes de que hagan una compra en tu página.

Sigamos.

Usa hashtags relevantes.

La mejor manera que tienes para ser descubierto en Instagram es a través de los hashtags así que son importantísimos. Clic para tuitear

Es tal su utilidad e importancia, que no puedes colocarlos a lo loco porque vas a correr el riesgo de que nadie te encuentre. Si hay algunos que puedas incluirlos en el texto de tu post, hazlo. Si no, una vez acabes de escribir el texto bajas a la siguiente línea con enter escribes un punto / enter de nuevo / otro punto y así tantas veces quieras (yo suelo colocar dos o tres puntos puedes verlo aquí) y después, colocas los hashtag para que estos queden ocultos y no le den mala apariencia a tu texto.

Cada post te permite usar hasta 30 hashtags pero no siempre más es lo mejor. Recomiendan entre cinco y diez; hay quien asegura que lo ideal son once.

¡Qué les puedo decir! Ustedes, prueben.

En la sección de búsqueda (ícono de la lupa) pueden buscar los hashtags y ver cuáles son más relevantes. Lo sabrás por la cantidad de usuarios que los han usado.

Ejemplo: #love tiene 1.236.376.898 posts y #amor 54.953.211 de seguro vas a tener más visibilidad con #amor, sin embargo, es una cifra muy alta todavía; quizá #amorverdadero con 560.820 sería mucho más efectivo.

De todas maneras, yo suelo usarlos todos porque «uno nunca sabe»

Siguiente red social:

 

Pinterest.

Yo siempre digo que el diablo —si es que existe— inventó Pinterest y la Nutella

Pinterest para mí es el mundo de la perdición, lo tengo que racionar porque soy capaz de quedarme horas pegada allí viendo todo lo que se puede ver en esa plataforma.

Porque te digo que aquí lo encuentras todo. T O D O.

También está compuesta por imágenes, pero aquí puedes colocar texto y enlaces —no olvides los hashtags—.

Resulta una buena plataforma para enseñar tu portafolio de autor en imágenes y además, puedes conseguir inspiración y recursos para escritores que no encuentras en ningún otro lado. Puedes aprovechar esta red para servir de inspiración a otros escritores con contenido original; solo recuerda no postear o «pinear» como loco y sin sentido. Ve formando tus tableros poco a poco; entre tres y cinco post o «pines» por día es lo que recomiendan. Para conocer más a fondo esta plataforma te invito a leer este post de Expertos en Negocios Online

Recuerda: cada red social tiene medidas diferentes en sus espacios para las imágenes es por ello que puede ocurrirte que la foto publicada en el Facebook no sea compatible con el formato de Pinterest y se vea distorsionada. Esto es un error grave para tu marca. En estas redes somos VISUALES y queremos encontrar imágenes en armonía, bien dimensionadas y diseñadas con sentido común. No tienes que ser un experto para eso. Hoy en día hay programas gratuitos ONLINE como Canva o Desygner que tienen hasta aplicaciones para el móvil y desde las que puedes hacer tus imágenes con las medidas correctas para cada red porque ellos ya hacen el trabajo por ti y te ponen las plantillas prediseñadas a disposición. Algunas son de pago, OJO.

La imagen es lo que engancha al usuario en estas redes así que sí, son muy importantes.

Y ya para finalizar hablemos de…

 

Snapchat.

Bendito Snapchat y sus orejas y nariz de perrito que te pones cuando haces un video o te tomas una foto. O esos videos que van en combinación con tu Bitmoji y que son tan graciosos.

Se ignora esta red porque se cree que es para adolescentes pero en realidad es una red potente.

Funciona con Stories como los de Instagram, con la diferencia de que tienen más características que se le pueden agregar a los videos, las actualizan a diario y te permiten usar enlaces en los Stories cosa que Instagram aun no lo tiene activo para todo el mundo. Solo unos pocos puedes disfrutar de esto y no sé si lo otorgan cuando son cuentas verificadas o tienen muchísimos seguidores. He leído que lo terminarán colocando a nivel general pero que se llevará algún tiempo.

Lo más importante a entender de esta red es que es de Stories y tienes que mantenerla activa con ellos.

En este caso, yo prefiero usar Instagram Stories aunque no tiene tantos detalles para usar en los videos, cosa que no es un problema porque puedes grabarlos en Snapchat y luego colgarlos en Instagram.

Recuerden que Instagram Stories nació para hacerle la competencia a Snapchat.

Desaparecen a las 24 horas igual que los de Instagram y en los videos puedes grabar lo que gustes. La gente parece entretenerse con lo que cuentan las personas en estos Stories. Cotilleo, chisme, llámalo como quieras pero resulta efectivo.

Reconozco que a mi me cuesta hacer esos videos de diez segundos y bueno, ni hablar de los directos. Pienso que me voy a ver tontísima haciendo un monólogo que se corta cada diez segundos y en los directos aun no encuentro algo interesante para hacer uno.

A ver si este año uso más estas técnicas de entretenimiento para mis seguidores

 

Bueno, ya me voy que el post de hoy ha sido tan largo como el de la semana pasada pero creo que les servirá mucho.

2.043 palabras acabas de leer espero no haberte aburrido ja ja.

Si llegaste hasta aquí, muchas gracias por tu tiempo y te invito a dar tu opinión abajo en la caja de los comentarios.

Gracias por leer, comentar y compartir este post en tus redes sociales.

Compartir en las redes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *